21 noviembre 2008

El atractivo de los Harrijasotzaileak (o ¿por qué levantan piedras algunas aves?)

Cuando uno observa la naturaleza no puede dejar de encontrar ciertas similitudes entre el comportamiento animal y el humano (siendo conscientes de que también somos animales…). Un ejemplo muy significativo puede ser el levantamiento de piedras, un deporte clásicamente identificado con ciertas tradiciones como en el caso de los vascos (ver). Desde cualquier prisma, esta es una considerable demostración de fuerza, pero que como se puede imaginar el lector, parece que no ser exclusiva de los humanos ya que diferentes especies de aves son capaces de recolectar y mover piedras, al menos, durante ciertas fases de su ciclo vital (principalmente, en el periodo reproductor).

Las razones de estos comportamientos pueden ser diferentes en función de las especies estudiadas. Así por ejemplo, en el caso del pingüino barbijo se encuentra que esta especie realiza un acopio importante de piedras durante su estación reproductora con el fin de crear sus nidos. Las piedras en esta especie suponen, por lo general, un recurso limitado que obliga a las parejas reproductoras a competir entre ellas por hacerse con un acopio adecuado de este elemento. La importancia de estas piedras en la construcción de los nidos se puso de manifiesto en diferentes estudios experimentales. Así, por ejemplo, cuando los investigadores disminuían el tamaño del nido encontraban que estas parejas volvían a incrementar el tamaño del nido hasta alcanzar tamaños similares a los originales. Pero ¿para qué necesitan las piedras? ¿Por qué de ese comportamiento casi maniático por recolectar piedras? Para entenderlo correctamente hay que ponerse en situación. En la Antártida, las condiciones climáticas pueden ser con facilidad lo suficientemente adversas como para acabar drásticamente con la viabilidad de la prole, máxime ante situaciones de riesgo de inundación del nido por excesivas lluvias o nevadas. De acuerdo con ello, ciertos investigadores desarrollaron un ingenioso experimento en el que crearon tres grupos experimentales, parejas control, parejas con nido reducido y parejas a las que además de reducírseles el tamaño del nido se les rodeaba con nieve, con el fin de inducirles una sensación de riesgo de inundación. De acuerdo con la hipótesis de partida, se observó un considerablemente mayor aumento del tamaño del nido en estas últimas parejas, incrementando, de media, en 5 kg el peso del nido. Por tanto, en este caso, los pingüinos parece que necesitan las piedras para poder llevar a buen fin su reproducción.

No obstante, llegados a este punto, el lector podría correctamente argumentar que este comportamiento podría entenderse más bien como la belleza del albañil y no del levantador de piedras como sugiere el título de esta entrada, entonces, ¿acaso hay más? Fácilmente podríamos concluir que sí. Otro ejemplo curioso que encontramos en la naturaleza (y más ligado con el título) es el caso de la collalba negra, una especie que podemos encontrar en la Península Ibérica. En esta especie se observa un comportamiento curioso de acarreo de piedras que parece no ligarse directamente a la viabilidad del nido. ¿Entonces, para qué gastar energía en transportar piedras? La explicación podría considerarse como una exhibición de carácter sexual posterior al emparejamiento por el cual los machos podrían indicar a sus parejas de forma honesta su estado de salud. De acuerdo con ello, en una serie de estudios los investigadores comprobaron que el acarreo de piedras era una actividad costosa para estas aves en la que solo los machos que gozaban de una mejor condición inmunitaria eran capaces de transportar las piedras de mayor tamaño. Esto es fácil de entender considerando que las piedras pueden pesar un cuarto del peso total del individuo (...extrapolen sus cálculos...). Según esto, la actividad del acarreo de piedras puede dar una pista a la pareja reproductora sobre la calidad del cónyuge, en base a lo cual, puede modular la inversión realizada en la progenie. Los resultados encontrados parecen apoyar esta posibilidad. Además, en las descripciones del comportamiento se observa como las hembras permanecen mirando a los machos mientras estos realizan el acarreo de las piedras, llegando en algunos casos a coger esas piedras ellas mismas y soltarlas nuevamente como una comprobación de primera mano de su peso, traducido a nuestro lenguaje, algo así como, que no me den gato por liebre.

Cuando un aprende sobre estos comportamientos no deja de venirle a la mente la posibilidad de que si las demostraciones de fuerza estereotipada en los hombres ante la presencia de féminas no dejan de ser demostraciones desde nuestro lado más salvaje. Siguiendo el estereotipo de las películas, para “ligar” ya hay que aparcar las flexiones en la playa, mejor llevar con nosotros una enorme piedra. Cuanto menos, sería gracioso, ¿no les parece?

Para saber más (fácilmente accesible y en castellaño, con referencias a las publicaciones originales):

Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles (Collalba negra).

Fargallo, J.A. 2003. Presencia y ciencia española en la Antártida: la investigación del pingüino barbijo. Apuntes de Ciencia y Tecnología 8: 31-42.

Imagen obtenida de aquí.

18 comentarios:

Sophie dijo...

Buenísimo el artículo, oye, me ha gustado bastante. Sabía que en el ritual de aparejamiento los animales machos se "paseaban y pavoneaban" delante de las hembras para mostrar su valía y su aptitud para aparearse y tener buenas crías, pero no sabía nada del acarreamiento de piedras. En el caso de los humanos,psss, a mí no me impresiona el levantamiento de piedras, tengo más en cuenta las atenciones, los detalles de caballerosidad y ternura, de atención selectiva en mí, que me haga sentirme única y especial, etc. Este artículo es buenísimo para enlazarlo en otro sobre el enamoramiento humano y animal, verdad? ;)

Miski dijo...

Bueno puede que en otros tiempos fuera así, pero hoy día seguramente no comporte mucha ventaja ser hombre "a lo vasco". Por otro lado, en el artículo sobre el sobrepeso donde cuestionabas los ejemplos del pasado donde los cánones de belleza femeninos eran los contrarios que los de ahora, con repecto al peso, pues se podría poner de ejemplo a la sociedad mauritana donde aún hoy día una mujer con sobrepeso resulta más atractiva.
Creo que la belleza o el atractivo, como casi todas las cosas humanas, son relativos y depende de las diferentes culturas y tiempos. ¿A qué mujer de hoy dia le resultaría atractivo un Bogart?
Un saludo.

kokysauria dijo...

STAN LOKOS?! PAREC Q SI! SI CREEN Q VOI A PRDR EL TIEMPO LEIENDO TOO ESO ESTAN MALLLLLLLLLLLLLLL

Héctor dijo...

Aiba la ostia :D

Parasite dijo...

Gracias Sophie, la verdad es que este comportamiento no es más que una demostración de calidad. El sexo que más invierte elige en el pariente y para ello debe basarse en criterios que evolutivamente le supongan ventajas y que previsiblemente podrán heredar sus crías para ser seleccionadas en el futuro. Basicamente es la idea tradicional de la herencia de preferencia y del caracter. En humanos la cosa es distinta, claro, pero al fin y al cabo, en muchas ocasiones se invierte en función de lo que puedes esperar en el otro. Para forjarse esa idea, los animales aprovechan estos mecanismos. Lo del "enamoramiento" animal es otra cosa...veremos si nos arrancamos con algo así...

Miski, por supuesto que todo tiene sus excepciones, yo creo que la biología se caracteriza precisamente por ello. Por eso es una ciencia particular. La diversidad de organismos que encontramos en la naturaleza, en los ecosistemas hace que encontrar reglas generales sea complicado. Máxime en el caso de los humanos, donde somos nosotros los que nos miramos a nosotros mismos. Con las dificultades que eso incorpora. Los criterios de selección posiblemente cambien y por eso me parece que en cierto modo, aún hoy en día es posible que encontremos aún criterios de selección "por fuerza" en humanos. Por supuesto, otros factores que hoy en día pueden sustituir a la "fuerza" por el medio en que vivimos (por ejemplo los vienes materiales) son candidatos a ocupar su puesto. Logicamente, habría que analizar cada sociedad y cada condición. Los criterios culturales en humanos son vitales.

Por último, kokysauria (perdona que conteste en minúsculas, pero las mayúsculas me parecen un tanto ofensivas) nos no prtndms na d esooooo.

Saludos a todos, especialmente a los autores de comentarios constructivos.

Parasite dijo...

jajajaj muy buena Hector!

kokysauria dijo...

>Aiba la ostia :D

....Y TAMBN MUY BUENA LA ORTOGRAFIA :P

Parasite dijo...

kokysauria te pido respeto en tus comentarios. Todos cometemos errores, yo el primero. De ellos, yo marco una clarisima diferencia entre los errores de fondo y de forma. La falta de respeto y la incongruencia en los comentarios son de los peores errores que uno puede cometer. Si no te gusta lo que escribimos, nosotros lo sentimos profundamente, pero igual que te invitamos a participar (como al resto de nuestros lectores), te invitamos a no hacerlo si tu única intención es bombardear los comentarios vacios las entradas y arrojar palabras irrespetuosas sobre los comentarios de nuestros compañeros. Personalmente no encuentro nada útil en los comentarios que nos haces hasta el momento. Si quieres participar correctamente serás bienvenido, sino te invitamos a que dejes de hacerlo.

Martuki dijo...

Ahi va la hostia, pues! Dónde has buscado cómo se escribe harrijasotzaile? Con lo fácil q es preguntar... No tienes un detalle. Jijiji, la verdad es q siempre me han atraído oscuramente, y hasta hoy no sabía explicar x qué, jajajajajaja. Besos miles, o mejor, muxu asko!

emilia dijo...

Se cuenta que uno de Bilbao entró en un bar llevando un coche a cuestas y, cuando el camarero se lo hizo notar, exclamó:

-Ahí va la hostia. Si es que al bajarme he olvidado desabrocharme el cinturón de seguridad.

(No sé si en este blog se permiten estas licencias humorísticas -siempre en relación con la entrada-. Pero espero que sí.)

Salva dijo...

Estaba pensando... a lo mejor somos como los pingüinos y empezamos fardando de lo fuertes que éramos y, como lo que realmente somos es bastante burros y cazurros, las fuimos acumulando en círculos para ver "a ver quién lo tenía más grande"... y la cosa se nos fue de las manos (mirad Stonehedge), hasta que alguien dijo... ¡oye! Ya que tenemos todos estos pedruscarios así, ¿por qué no nos metemos dentro cuando llueva o haga frío? Y así nacieron los poblados. Por cafres.

kokysauria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
emilia dijo...

A la vista del nuevo asesinato de la agrupación terrorista Eta, propongo que, siempre desde una perspectiva científica (como caracteriza a este blog), se aborde el fenómeno del nacionalismo.

Por supuesto, no en su vertiente política (aunque al final todo lo humano es científico), sino desde una óptica estrictamente biológica / antropológica.

¿Es el nacionalismo una manifestación del tribalismo de primates y homínidos?

A su vez, el tribalismo ¿hunde sus raíces psíquicas e instintivas en el territorialismo que caracteriza la generalidad de los animales?

¿Existe territorialismo entre grupos de especies sociales, por ejemplo hormigueros (luchas entre hormigas-soldado u obreras de hormigueros contiguos)?

¿Serían los nacionalismos un trasunto de tribalismo?

¿Son las fronteras humanas una derivación del marcaje (con orina, restriegue u otras formas de señalizar con olores corporales) que caracteriza la generalidad de los mamíferos?

Anónimo dijo...

A mi me pareceria estupendo que se tratase el tema que sugiere Emilia. En general no entiendo que estos señores se autodenominen (aunque otros también los llaman así) Izquierda Abertzale. Para mi la izquierda es algo siempre relacionado con la empatía, la com-pasión hacia los otros. Una persona de izquierdas es compasiva y empática, y por eso desea la igualdad. El deseo de igualdad es la seña de identidad de la izquierda. Por eso no entiendo que bajo premisas de izquierda se asesine a gente. ¿Cómo puede una persona de izquierdas ser nacionalista? Es imposible: una contradicción en sus propios términos. Pienso que si Marx y Engels se encontrasen con De Juana Chaos u otro de estos miembros de la supuesta "izquierda" (abertzale), le vomitarían en la cara.

Brainy dijo...

Emilia y anónimo, me gustaría complaceros pero me temo no ser muy proclive a estos temas, sobre todo porque no sabría como empezar. En primer lugar porque creo que en este tema es importante no perder de vista la perspectiva histórica, que muchas veces no tiene nada que ver o tiene poco que ver con la biología. Por otro lado, no creo que los terroristas defiendan una ideología. Me parecen más bien un fenotipo determinado que es elmismo que se une a ETA, al IRA, que es un fanático religioso o que envía a los rusos a campos de concetración. Podríamos hablar de las bases neurobiológicas propuestas para la psicopatía que creo que es lo que podrían tener en común esas personas. El resto, de cir que se apropian de ideas y demás, creo que son sólo excusas para justificar que no saben hacer otra cosa que lo que hacen.
No somos muy amigos de dar opiniones políticas en este blog, que creo que tiene otros objetivos. Espero que lo comprendáis. Y, por cierto, ahora que estoy fuera de España me declaro nacionalista gastronómico, y a mucha honra, jaja.

Un saludo.

Parasite dijo...

Estimados todos, desde luego desde el blog lamentamos y condenamos cualquier atentado contra la vida. Eso no es justificable. En cuanto a la propuesta es interesante señalar que existen ciertos comportamientos "altruistas" dentro de grupos. Del mismo modo, existen otros casos en los que los beneficios de permanecer en un grupo te aporta ventajas de diferentes formas, que siempre tienen que contribuir a una mejora de la eficacia biológica con respecto a la situación de individualidad.

Ejemplos de ello, podrían ser casos como la lucha de los hormigueros, como señalas.

El parentesco genético entre los individuos podría estar detrás de estas cuestiones en el reino animal, no obstante, en el caso de los humanos la cosa es diferente porque el factor cultural entra en juego, como bien señala Brainy. Y eso se nos escapa totalmente. Intentaré poner un fragmento de un libro que habla un poco sobre el tema.

Muchas gracias por la participación...

Brainy, tranquilo, las lentejas te esperan pronto...

Publicar dijo...

Publicacion de los artículos es una gran manera de obtener más tráfico a su sitio web. Se establece un enlace permanente a su sitio web y ofrece información gratuita a las personas que están buscando su sitio. Hay muchos buenos lugares para publicar artículos en línea. Tome ventaja de todos ellos. www.ArticulosYA.com

Freshwater pearls dijo...

Good page!