27 marzo 2008

Usando la ciencia para justificar las posiciones morales.

Asistí ayer a la presentación de libro Explorando los genes. Del Big Bang a la nueva biología, de Nicolás Jouve, catedrático de genética de la Universidad de Alcalá, en Madrid. Es firme defensor de la teoría evolutiva y dejó este punto bien claro en la presentación, y también lo hace en el libro, donde no deja sitio para el diseño inteligente y otras paparruchas por el estilo. Y aborda muchos de los temas espinosos de la bioética actual como el aborto, la eutanasia, la utilización de células madre de embriones o los productos transgénicos, todo ello desde una posición claramente cristiana. ¿Dónde está el problema? En que él afirma que los datos científicos apoyan sus ideas.

Entre las cosas que comentaron las personas que presentaron el libro se pudo escuchar: “La obra de Nicolás Jouve busca una conciliación entre la ciencia y el humanismo cristiano.”, “Su obra supone una encendida defensa de la vida frente a la cultura de la muerte”, “Hay que destacar hoy día la pertinencia de la fe cristiana para realizar el trabajo científico ya que una experiencia de la fe cristiana favorece la experiencia científica”, “Nicolás Jouve ama la verdad”, “la moral imperante hoy día, el relativismo moral, niega la existencia de absolutos morales objetivos”, “Todo lo que dice sabemos que es verdad” o “Cuando Nicolás dice que la vida humana comienza en el momento de la fecundación sabemos que es verdad”. Aparte de estas pildoritas de clara orientación cristiana todos los que presentaron el libro resaltaron el rigor científico del autor y su amor por la verdad. Pero hay un problema en todo esto.

El señor Jouve dice lo siguiente “Cuando uno conoce lo que significa el ADN, y ve que en el proceso de fecundación de produce la fusión de los ADN de los progenitores y ve que a partir de entonces todo es ya un programa genético predeterminado donde se expresan y se silencian genes y hay todo un proceso de ontogénesis que dará lugar a un ser humano, entonces no veo por qué algunos todavía no aceptan el que esa célula, el zigoto, es ya una persona y que goza de todos sus derechos.” Su idea es que la ciencia hoy apoya la idea de que el zigoto es una persona. Es el viejo argumento de la potencialidad un tanto remozado.
Pero ahora pensemos un poco: ¿qué dice la ciencia? Precisamente lo que él afirma: que en el zigoto se encuentran fusionados los ADN de los progenitores y que comienza entonces un programa predeterminado genético que también puede verse afectado por factores externos. Y no dice nada más. La ciencia no dice lo que es una persona. El concepto persona es un consenso y en el diccionario de la RAE aparece como “Individuo de la especie humana”, lo que no resuelve nada. Los límites de lo que es persona son, por tanto, arbitrarios. La ciencia no va a responder qué es una persona ni lo que deben hacer las personas. Pero vuelvo por un momento a mi ejemplo ya empleado anteriormente de las castañas. El señor Jouve afirma que el proceso de desarrollo embrionario humano no tiene discontinuidades, por lo que no se puede establecer exactamente el momento en el que un embrión es persona o no. Sin embargo, con otras especies sí establecemos esas diferencias. Cuando alguien quema un castañar le meten en la cárcel por atentar contra el medio ambiente, sin embargo, los cientos de personas que venden castañas asadas en Navidades andan tan campantes por la calle, sin que nadie les meta en la cárcel. ¿Cómo puede ser eso? ¿Es posible que gente que ha quemado castañares enteros eluda la acción de la justicia? Ya no les voy a mirar con los mismos ojos. También hubo quien criticó el uso de la píldora del día después, pero la ciencia nos dice que la fusión de material genético puede producirse dos y hasta tres días después del contacto sexual. Por lo tanto, si se evita que ambos materiales se unan, ¿qué hay de malo en ello? En ese caso no hay personas de por medio a las que matar.

En fin, que algunos pretenden apropiarse de los datos científicos para justificar sus creencias y posturas morales y eso me parece bochornoso y más cuando se pretende ser un divulgador riguroso y que se atiene a la verdad. Quizá todo sería más fácil si alguien bajase y nos dijera lo que tenemos que hacer.

Agradecimientos a Tito de Las Pirámides del cerebro por la charla post-presentación. Algunas de esas ideas están en este post.




7 comentarios:

Jafma dijo...

Muy bien explicado. La ciencia no es quien define los símbolos que usamos. Esos símbolos son producto de nuestra experiencia, de interacciones sociales, etc. De hecho, puesto que el proceso de nacimiento es un continuo, cualquier delimitación clara de un símbolo, como "persona", es arbitraria.

Hubiera sido más coherente este hombre si hubiera dicho que no es partidario del aborto porque NO SE PUEDE SABER si un zigoto es una persona o no, así que por si acaso...

Anónimo dijo...

Buenas, aunque os leo de vez en cuando por culpa de los chicos de las piramides, hoy me habeis motivado a comentar.
De entrada dire que estoy de acuerdo con lo que expones. Considero que en la discusion lo que realmente esta suponiendo es una posible ruptura entre un concepto social y otro biologico, una nueva ruptura con el antropocentrismo.
En este punto, mi interpretacion de la definicion que hace la RAE que apuntas, apoya mas la concepcion de Jouve. Al decir "individuo humano" la asociacion con el concepto "persona" es inmediata (de hecho, el propio diccionario usa en sus acepcioines 3 y 5 de la palabra "individuo" la denominacion de "persona") Sin duda esto es asi porque historicamente han sido usado como sinonimos al no tener necesidad de diferenciarlos. Bueno, quizas me equivoque y en epocas esclavistas posiblemente fueron conceptos diferentes. Pero la esclavitud es repoblable en nuestra sociedad, no? luego pueden volver a ser sinonimos.
El caso es que las actuales presiones sociales con temas como el aborto, la clonacion terapeutica, etc. y los actuales conocimientos biologicos hacen patente la necesidad de revision.
Sin duda, una vez que se produce el sobrecruzamiento genetico tenemos un individuo (lease "ser vivo") geneticamente diferenciado del resto de seres vivos y que por su dotacion genetica es humano (o geneticamente clasificable en el grupo de los humanos). Y sin duda este nuevo "ser humano" tiene todo el potencial para venir a ser un individuo adulto. Y los procesos de este desarrollos son continuos y solapados. Pero esto es un proceso biologico.
Otra cosa es el conepto social y moral de "persona" que actualmente hay en nuestra sociedad. Lo tenemos claro NO aceptamos esclavos.
Pero hay una gran cantidad de situaciones que nos obligan a diferenciar entre ambos conceptos. Hya que tomar decisiones morales y eticas,y justificarlas.
Luego, los que reconocemos un salto cualitativo entre el "ser humano" biologico y "persona" social hemos de tomar la decision de poner la frontera de cuando el primero pasa a ser tambien lo segundo. Y es una decision moral, no biologica.
No comparto per se justificaciones biologicas de la moral, muchas veces en la historia ha sido usado el conocimiento biologico para justificar demagogicamente y terminar defendiendo una moralidad cuando menos dudosa (teniendo en cuenta, ademas, que el conocimiento biologicco avanza y muchos razonamientos pueden quedar invalidados)
En resumen, creo que el debate esta de nuevo en como usar un conocimiento objetivo para justificar un comportamiento moral, que es subjetivo. Entiendo el razonamiento de Jouve, aunque no lo comparto. Creo que su posicion tambien conlleva a ciertos problemas sociales que considero mas graves y dificiles que lo que implica eliminar la posibilidad de que un zigoto pudiera llegar a ser un individuo adulto y "persona".
Sin duda el tema da para mucho mas. Pero ya habra oportunidad.

Saludos desde Iowa.

Johnson.

PD hhmmmmmm, no estoy muy de acuerdo con tu ejemplo de las casta~as. Esa reduccion al absurdo ,,,
Que Jouve considere persona a todo ser humano biologico, no quiere decir que este igualmente dispuesto a que todo ser vivo ha de ser considerado moralmente igual. Con este ejemplo extiendes la discusion y abres la puerta a que se cuelen cosas que entorpezcan el dialogo. Pero esto, es tambien una opinion personal

Brainy dijo...

Johnson: Me alegra verte por estos lares y que estés de acuerdo con lo que comento porque a nosotros nos parecía bastante evidente el tema y no sabíamos si el resto de los presentes en la sala opinaban lo mismo que nosotrs (yo me inclino a pensar que no).

En cuanto a lo de las castañas, en primer lugar el argumento no es mío, es de Mosterín. A mí me parece pertinente para hacer ver que de forma intuitiva vemos que una castaña y un castaño son cosas diferentes, a pesar de ese continuo en el desarrollo y el problema es que mientras que alicamos eso a otras especies no lo aplicamos a la nuestra. Si todos estamos aquí por el mismo proceso entonces no hay diferencias en ese sentido entre todos. Otra cosa son los derechos de unos y otros. El debate por esos derroteros promete ser interesante en los próximos años.

Un saludo.

René dijo...

Está claro que el tema es compejo. Creo que parte de su complejidad radica en que no sabemos cuál es finalmente la pregunta a responder.
"¿Qué es una persona?", ¿es una prgunta que signfifica algo?... en cuanto a su intencionalidad seguro que si, en este caso debido a una convención social claramente ambigüa. Pero en cuanto a su extensionalidad (en lo que la ciencia si podría tener algo que decir), realmente lo dudo... no existe algo así como "una persona", más allá de lo que se ha asociado a esa palabra en nuestras cobezas por mera aculturación.

En este sentido estoy de acuerdo con que la ciencia no tiene respuestas a estos asuntos. Ahora, tampoco creo que la intuición las tenga, y en ese sentido no abogaría por una extensión a nuestra especie del razonamiento aplicado a castañas y castaños (no afirmo con ésto que Mosterín o Brainy lo estén haciendo).

Menudo problema se ahorran quienes tienen su moralidad fijada en un libro... que Dios nos ilumine al resto.

Saludos

Parasite dijo...

ciertamente es un tema peliagudo. En mi opinión, podría darse la capacidad de persona a aquellas que cumplen la capacidad del humano (a nivel de especie). Con esto, aunque puede sonar obvio, quiero decir que una persona es aquella con una capacidad de raciocinio, de desarrollar funciones vitales básicas,... aunque lógicamente todo ello puede verse desde un prisma diferente, argumentando que ya las células pueden desarrollar unas funciones básicas de alimentación,... El sentido que quiero aportar es bajo el condicionante que fijo en un principio. Alimentarse, por continuar con el ejemplo, lo englobo en el comportamiento que todos conocemos (alimento en boca hasta terminar el proceso con la formación de las heces). Esto es capaz de hacerlo un niño pero no un "primordio de niño". No es más que una especie de limite personal, lógicamente puede tener sus "peros" , pero creo que encaja bastante bien en el concepto semilla-árbol, que también comparto con mi compañero de blog.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo.
Parasite, que entiendes por "la capacidad del humano"? Cuidado! se debe dar una definicion muy, pero que muy concreta y estar preparado a que van a saltar mil y una reservas, pegas y demas. Es decir, como en toda clasificacion se va a acotar con un constructo artificial algo que es un continuo natural. Y el problema que plantea la presente referencia del blog, es precisamente esa. El debate a nivel de nuestra sociedad actual de lo que es asumible como "persona", y para ello se estan usando argumento de base biologica.
Luego: cuando se considera que un "ser humano biologico" tiene raciocino? a los tres meses, a los cincuenta a~os? podemos determinar que un individuo nunca ha desarrollado raciocinio en su vida. Bien por sea de "comportamiento sencillo", bien por padecer alguna deficiencia tipo autismo? Sin duda los recien nacidos no tienen raciocinio. Creo haber leido alguna vez que es a los 2 a~os cuando los bebes alcanza la madurez intelectual equiparable a la de un gorila adulto (aqui puedo estar metiendo la pata, soy consciente. Pero mi intencion es introducir el tema de la consciencia en animales).
Y si nos fijamos en el ejemplo de alimentarse ,,,, hombre, el chiste facil es que entonces no se es persona hasta que no se produce la primera cagada. Que bien mirado ,,,,,,
Perdon por la broma, pero siguiendo con el argumento. Obviamente los que estamos aqui participando ponemos reparos a considerar "persona" a un zigoto, pero en que momento del estadio del embrion ponemos el limite? o nos vamos ya a etapas fetales? Personalmente ya tengo la experiencia de haber tenido descendencia (y como soy de genero masculino, casi que puedo decir que mi funcion biologica se ha cumplido. Que he caducado, vamos) y desde luego que desde que vi la ecografia de mi Jeremias, de 4 meses de gestacion, para mi ya era una personita. Y desde luego no cagaba, ni razonaba. Tan solo puteaba a su madre. Irracionalmente, pero seguro que con cari~o.
En resumen, el problema parece estar en fijar un momento basado en las caracteristicas biologicas, en el cual acepte socialmente que se ha producido una persona, un miembro de esta sociedad. Y es un debate encendido, pues afecta a nuestra vision de lo que es ser "humano" y que ademas en funcion de la opcion que se adopte socialmente se plantearan unas soluciones u otras a problemas reales dificiles.
Vaya brasa que acabo de meter! perdon de nuevo, pero es que me sienta mal trabajar los fines de semana.
Mas saludos.

Johnson

Pearl jewelry dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.