01 agosto 2008

Nombrar una especie, ¿donde está el límite?

Los autores de este blog estamos un poco viajeros (por fortuna) y parece que en estos viajes tomamos contacto con cosillas meritorias para ser comentadas aquí. Ayer, durante el desplazamiento leía esta noticia. Básicamente se comenta que hay un centro de investigación vinculado a la Universidad de California (aunque se citan otros casos también) en la que se ofrece la venta del nombre de las especies que descubren "al mejor postor". La noticia salta a la prensa por la compra de tales derechos por parte de Nokia. ¿Es ético el nombrar a una especie con el nombre de una empresa o de un eslogan publicitario? Ético o no, la verdad es que según se comenta en el artículo, mientras que se cumplan ciertas normas básicas establecidas por la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica, esta práctica es por lo menos legal.


Por otro lado, recientemente leía la noticia que el Instituto Internacional para la Exploración de Especies hace un listado anual con las especies más singulares. Los criterios de selección engloban nombre, características, etc. y en el de este año (ver) se incluyen animales venenosos como una serpiente y una medusa, una planta semejante al hombre de Michelin (Tecticornia bibenda). En este último caso, si se hubiesen enterado los de Bridgestone, a lo mejor habrían hecho una importante oferta para robarle el homólogo natural a su más fiel competidora pagando por su nombre…


pd.- en los últimos días he comprobado que la visualización de los últimos post puede no ser correcta si se utiliza internet explorer como navegador. Debe ser debido a problemas de incompatibilidad al estar utilizando Firefox en su redacción. Como me recomendó mi primo, desde aquí rompo una lanza a favor de este navegador libre. Post optimizado para Firefox.

16 comentarios:

Lectora corrent dijo...

He leído la noticia de "Público". Supongo que lo novedoso es que Nokia haya comprado esos derechos. Porque ya hace años que se ofrecen especies "en adopción" a cambio de subvenciones para financiar estudios de biodiversidad. Una de las instituciones pioneras es BIOPAT, fundada en Alemania en 1999. El 2006 escribí un artículo sobre ese tema y recuerdo que, buscando información, encontré cosas curiosísimas. Otra entidad subastaba especies y el dinero obtenido servía para gestionar una reserva natural de Bolivia, de donde procedían las nuevas especies en adopción.

Tinez dijo...

En mi odiada/querida EEUU se patrocinan hasta las autopistas por tramos, hay tramos en los que hay carteles de empresas que han patrocinado o apadrinado su construcción y hay tramos "libres de anuncios" que ningún ávido empresario a considerado patrocinar.

Lo que me resulta más curioso es la relación que hay entre las características de la especie tanto anatómicas como funcionales con la empresa o eslogan que paga por su nombre.

¿Existe dicha relación? Es que el gusanillo este y "Connecting people" no lo veo yo muy claro la verdad.

pd.- La verdad es que el blog no se lee demasiado bien en Microsoft Internet Explorer, por una fatal conjunción de elementos. Como sabes Google es el dueño de blogger, la empresa donde alojáis este blog, y desde luego te puedo asegurar que las novedades que van introduciendo tanto de estilo como de programación son más consonantes con Firefox, primero porque Microsoft es la competencia, y en segundo lugar porque los programadores de Google siempre tratan de seguir estándares abiertos, cosa que IE no suele hacer.
Por tanto, mantengo la recomendación lanzada por Parasite desde este blog: Firefox siempre. Además le pega más a la comunidad científica.

Parasite dijo...

Sí Lectora corrent, esta actividad, como creo recordar que decía la propia noticia, no es una práctica nueva. Para las empresas como Nokia, el comprar una especie, supongo que representa unos beneficios publicitarios directos (la publicación de la noticia en los periódicos o los propios comentarios en medios como este, precisamente), además de otros como posibles ventajas fiscales (donaciones en favor de entidades científicas,...) o utilización de estas donaciones como argumentos publicitarios futuros (bien vistos por la sociedad) en el que la compañia se posicione como un organismo o empresa preocupada con el medio ambiente y la conservación. Creo que todo ello lo hace rentable, con independencia de que ese organismo en cuestión esté más o menos conectado con la imagen de la compañia. Es algo que a mi también me sorprendió al principio querido Tinez (por cierto, bienvenido!! ;)). Principalmente porque al principio podría pensarse en algo negativo o de mala imagen poner tu nombre a un gusano...uno siempre habría preferido un hermoso ave o un lindo mamífero y no un "bicho".

Pero en conjunto, el principal problema que yo veo radica en la parte ética de nombrar a un organismo con el nombre de una empresa,... Los científicos creo que tienen una responsabilidad importante a la hora de nombrar especies y aunque esto pueda servir para conseguir dinero,... que a la postre venga bien al propio medio, es un poco triste que el nombre de algo natural... se venda al mejor postor (aunque en el mundo real tenga que ser así porque no existe otras fuentes de financiación adecuadas). Quizás no resulta tan sorprendente que nombren una especie con el nombre de una especie, pero imaginen, que también se vendan las cataratas, los ríos o los mares... así pasando a ser el Redbull amazonas o las cataratas de Nestle. Algo así como lo que está pasando con los centros deportivos en todo el mundo. Esa es principalmente mi preocupación...algo parecido a las autopistas que cita Tinez. Una lucha moral entre negar la venta del nombre de las especies y la necesidad de hacerlo para conseguir financiación.

un saludo!

Héctor dijo...

Yo siempre uso Firefox y la verdad es que por lo menos a mí, me ha ido siempre bastante más rápido que internet explorer.

Eso del nombre de las nuevas especies, ¿No será como lo de poner nombre a las estrellas? Que al final el nombre oficial para el mundo científico es el que pone la comunidad científica, sin importar lo que hagan de forma paralela las empresas que tengan la patente en algún país concreto... Creo que era algo así lo que pasaba con las estrellas. Puedes ponerles el nombre de una persona, pero en los libros de ciencia vendrá nombrada con un número.

Jiuq dijo...

Desde luego, lo ideal (y deseable) es que los estados financien la ciencia, al igual que las autovías, estadios, etc., por lo que no debería “haber necesidad” de insertar publicidad en un tramo de autopista, en un estadio o en el nombre de una especie. Pero, ¿y si el estado de turno se desentiende, mientras que una compañía privada no? Por supuesto el estado "somos todos" pero la compañía es la compañía y, lo hará por reconocimiento -entiéndase publicidad. Ya sabemos que el "altruismo no existe" y no me parece injusto que se reconozca la (no obstante interesada) financiación privada, poniéndole el nombre de la empresa a lo que sea.
En cuanto a la nominación de especies: ¿acaso no se le puede dedicar una especie a otro científico, a tu mujer o, en el colmo de la egolatría, a uno mismo? No me parece muy diferente que dedicárselo a una empresa, máxime cuando ésta ha contribuido a financiar el estudio pertinente. En cierto modo, también es una forma de revindicar la escasez de inversión estatal en investigación, al dejar en evidencia que es necesario recurrir a fuentes de financiación privadas para investigar (cuando es evidente que cualquier científico preferiría dedicar su recién descubierta especie, por ejemplo, a un personaje del señor de los anillos :-P ).

Lectora corrent dijo...

Sobre los nombres de especies hay que tener en cuenta que si el nuevo organismo es de un género que ya existía, lo único que puede elegirse es la palabra que forma la segunda parte del nombre científico. La primera es el género y es idéntica e invariable para todas las especies de un mismo género. Por ejemplo, si se describe un nuevo tipo de /Ficus/, y está "en adopción", quien pague para ponerle un nombre podrá elegir el que quiera pero tendrá que adoptarse la forma latina que coreresponda al genitivo. Si fuese Nokia quien pagase, tendría que considerarse el género de "Nokia" y hacerlo corresponder con alguna de las declianciones latinas. Supongo que sería /Ficus nokiae/ (la mayúscula también desaparece; sólo la lleva la palabra que designa el género.)

En cuanto a lo que dice Héctor ("...el nombre oficial para el mundo científico es el que pone la comunidad científica, sin importar lo que hagan de forma paralela las empresas que tengan la patente en algún país concreto...) en el caso que comentamos, el nombre que "se compra" es el nombre científico, que se inscribirá luego en una especie de registro. hay diferentes regfistreos para los diferentes grupos de organismos (plantas, animales, hongos, protistas, bacterias, virus).

Además, si en el futuro se descubriese que alguien ya había descrito esa especie con anterioridad con otro nombre, el más antiguo sería el que prevalecería, por más dinero que hubiese pagado una persona o una empresa para bautizar la especie.

Parasite dijo...

Pues suena a coña, pero lo de nombrar especies en honor a personajes del señor de los anillos ya ocurre, después de la presentación de las películas se incrementó considerablemente esta práctica. Nueva demostración de que los científicos viven en la sociedad y se mueven también según sus principios. Si somos realistas y nos damos cuenta en que mundo vivimos, no es de extrañar que tengamos que acudir a la venta del nombre de especies como una vía importante para financiar la conservación y el estudio de las especies. Pero no deja de ser triste que tenga que ser esta una práctica cada vez más común. Yo sí que veo diferencias en nombrar una especie en honor a un científico importante del área en vez de a una empresa. Se pueden usar los nombres de las localidades de estudio, nombres del hospedador en el caso de especies parásitas,... información al fin y al cabo de esa especie implícita en su nombre. Lógicamente cada uno es libre de hacer lo que quiera, siempre que se cumplan unas ciertas normas. Pero no sería de extrañar que en futuras financiaciones se obligase mediante clausulas a nombrar las especies con los nombres de las financiadoras, proyectos, organismos,... Estamos de acuerdo con que muchas veces no quedará más remedio, pero es claramente diferente nombrar a un ser vivo con el nombre de una especie a que se haga un estadio, una carretera o ...

Héctor, creo que lectora te explicó correctamente tus dudas.

Gracias a todos por participar!

jiuq dijo...

Por supuesto, estamos de acuerdo en que lo más deseable es usar un nombre "útil" que aporte información, y que mejor es nombrar a un científico reconocido, que a una marca, pero si la forma de conseguir financiación es esa, en fin... podría ser peor. De todas formas, esperemos que no se generalice. Entiendo que una compañía que invierte en investigación (no aplicada, se entiende) busque obtener un beneficio en forma de publicidad e imagen. Otra cosa sería que un organismo público obligase, y encima por contrato, a poner un nombre. Eso ya no es lo mismo...

En cuanto al /Gollumjapyx smeagol/, bueno, aporta información sobre la biología del bicho, ¿no?

Tinez dijo...

Más que bienvenido, bienhallado, os sigo desde hace mucho, pero estaba muy calladito.

Como soy ajeno a todo el tema biológico, pero me ha parecido muy interesante el tema, podríais decirme si hay algún compendio, catálogo, o como se llame (se dice vademecum o algo así?) de especies en internet que sea de libre acceso?

Es sólo por cotillear, y por supuesto para saber que el el gollum ese jejeje!!!

Parasite dijo...

jejeje pues participa, participa! y cotillea, cotillea! jjejeje

Para ello, te comento...

Ya en su día el blog la cosa libre, publicó una entrada titulada "de nombres científicos" que trataba sobre nombres curiosos que se habían dado a nuevas especies, desde músicos a actores y por supuesto, toda una gama de personajes,... relacionados con la literatura "Tolkiana" (lo pongo en dos líneas porque sino no cabe, pero la dirección es toda junta):

cosalibre.blogspot.com/2007/01/
de-nombres-cientficos.html

En cuanto a las listas de especies puedes ver catálogos enteros aquí:

www.iczn.org/Official_Lists_Indexes.htm

Además una página interesante al respecto:

tolweb.org/tree/phylogeny.html

Espero que te sirva para mitigar esa sed que hemos despertado ;)...

un abrazo fuerte!

Parasite dijo...

perdona jiuq que se me pasó tu comentario. No me cabe ninguna duda que tenemos una opinión similar al respecto, hay que ingeniarselas como se pueda para sacar los fondos necesarios para poder investigar y conservar, la cosa está así y es lo que hay. Y bueno, espero responder a tu curisidad también con el comentario anterior.

saludos!

jiuq dijo...

Pues sí. Mi pregunta con respecto al /G. smeagol/ era retórica, no obstante...

:D

Parasite dijo...

jajaja lo leí mal, pensaba que me pedías más información... pero sí, me imagino que debe ser un poco feo el bicho, no? ;)

Héctor dijo...

Ok. Eso de poner nombres comerciales a las nuevas especies gustarme no me gusta demasiado, pero si eso aumenta los fondos para investigación de forma considerable, igual es bastante recomendable.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Freshwater pearls dijo...

Good blog!