11 mayo 2007

Padre, por qué me has abandonado.

Todos hemos visto en un documental a algún león que mata a las crías de su pareja y se queda tan pancho, mesándose la melena como si nada hubiese pasado. En realidad el león tiene un buen motivo para actuar así: no son sus crías, por lo que no portan sus genes, que es en última instancia, lo que interesa al león. Además, con esta estrategia (denominada “infanticidio competitivo”) el león consigue que la hembra esté receptiva a él mucho antes, ya que ésta interrumpirá la lactancia de sus crías y por tanto sus niveles de prolactina se reducirán permitiendo de nuevo la ovulación.

En otros casos, como el de los caballos salvajes o los babuinos, el macho acosa a la hembra preñada hasta que ésta aborta. La explicación es simple: el estrés incrementa la prolactina y reduce los niveles de progesterona y estradiol, lo que conduce al aborto.

Hay un caso más sutil, que es el de los ratones y que se conoce como el efecto Bruce-Parkes. Cuando se coloca a una hembra preñada junto a un macho nuevo, éste puede liberar un olor que da lugar a un aumento de prolactina en la hembra, lo que conduce de nuevo al aborto.

Pero con el tiempo algunos animales han desarrollado estrategias para reducir el infanticidio. Empecemos por alguna triquiñuela que emplean las hembras de algunos primates y que se conoce como “pseudoestro”. Consiste en “fingir” un falso celo cuando la hembra está ya preñada, de modo que cuando el macho se aparea con la hembra este no puede sospechar que las crías que nacerán después no son suyas (pobre iluso).

Una estrategia seguramente más eficaz sea asegurarse de que el macho no sepa si las crías son suyas o de algún otro de modo que, por si las moscas, invertirá en criar al retoño. Esto ocurre en el caso de los bonobos, unos primates que tienen encuentros sexuales continuamente (tanto homosexuales como heterosexuales, ved el vídeo y lo “antinatural” que es la homosexualidad) y que son tan extraordinariamente promiscuos como les gustaría serlo a muchos humanos. De este modo, las hembras copulan con numerosos machos y ellos lo único que pueden hacer para tratar de ser padres de algunas de las crías (lo que ha favorecido la selección natural) es incrementar el tamaño de sus testículos (mayor cantidad de esperma, más posibilidades de acertar en la diana). De hecho, sus testículos son tan grandes que, como cuenta Frans de Waal, un prestigioso primatólogo, hubo una visitante de un zoo que confundió un testículo de un bonobo con una cabeza.

Los testículos humanos son, sin embargo, almendritas al lado de los testículos de los bonobos. La razón es clara: los humanos han encontrado otra estrategia muy eficaz: la monogamia, que dio origen a la familia nuclear. En este caso el sexo perdió su papel en las interacciones sociales, quedando relegado sólo al ámbito privado, pero de este modo la hembra se aseguraba la inversión del padre en la crianza de los hijos y él ganaba la seguridad de saber que esos eran con mucha seguridad sus retoños. Parece de hecho haber sido una buena estrategia pues hay unos 100000 bonobos en todo el mundo, y unos 6500 millones de personas. Por cierto, que esta es la muy probable explicación de por qué los sistemas morales (especialmente los religiosos) suelen condenar y, si se les permite, penalizar el adulterio.
Sin embargo, no sé por qué los bonobos me caen tan bien...

Pintura: Saturno devorando a su hijo, de Francisco de Goya.

17 comentarios:

JC dijo...

Hombre, el que existan tantos humanos tb se debe a otros factores que no son los estrictamente relacionados con la producción. Igual una relación directa causal entre reproducción y número de miembros no se puede establecer tan fácilmente.
Igual nuestra inteligencia y tecnología ha tenido algo que ver...

Eso del infanticidio, no sé si será cierto, pero le oí decir a algún profesor en la facultad que no era algo exclusivo de los animales. Y nos puso una tabla con estadísticas inquietantes, que no sé que tendrían de verdad porque no las he vuelto a ver. Iban sobre la mortalidad de bebes recién nacidos, cuando la pareja se separaba del progenitor y se juntaba con una nueva pareja. Los resultados ya os imaginais a dónde apuntaban, no?

Por cierto, entrando un poco en el terreno de la percepción inconsciente...

El cuadro ese que has puesto de goya ("Neptuno deborando a su hijo" creo que se titula), dicen que causa fuerte impresión en la gente que lo ve. Y hay alguna razón según los expertos en percepción inconsciente.
Por ejemplo, que la cabeza del padre no sea humana, sino más bien parece de un león, o algo similar.

Y que el cuerpo del hijo, no es el de un recién nacido, sino el de una persona adulta. El de una mujer.

Además el cuerpo del bicho es deforme presentando dibujos de animales escondidos.

Y la victima está desnuda, cogida con saña por el bicho ese que además tiene cara de verdadera emoción, sea cual sea.

Y el conjunto de todo esto se supone nos podria causar una sensación impactante al ver el cuadro.
Pero es más una especulación en función de alguna evidencia relacionada. Pero no deja de ser curioso...

Un saludo

Anónimo dijo...

A lo largo del artículo citas en varias ocasiones como un hecho objetivo que el macho sabe si los hijos son o no son suyos y que se comporta de un modo u otro según lo sean o no. Mi interpretación es muy distinta: ningún animal, salvo el humano, sabe de paternidad (en el sentido de identificación de los hijos como hijos suyos y no de otro macho) y el animal humano conoce dicho concepto desde hace relativamente poco tiempo.

Digo esto porque hay constancia antropológica del hecho de que no todas las sociedades humanas conocían el concepto de paternidad y porque no conozco ningún caso convincente de que las conductas que tienden a eliminar huevos, hijos o hacen abortar a la hembra sean causadas por algún tipo de pulsión que busque la eliminación de genes de otros machos. Todas las que conozco tienen otra explicación posible: garantizar al macho el acceso sexual a la hembra, que entra de nuevo en celo tras la eliminación de su descendencia.

Otro concepto que pareces dar por generalizado es el de la monogamia humana. Francamente, las pulsiones que como macho humano experimento hacia hembras a las que no tengo acceso me hacen dudar de que, fuera de la cultura, exista ninguna tendencia a la monogamia. Y no me considero una excepción, viendo el éxito con el que otras personas (sobre todo hombres, pero también mujeres) ejercitan la promiscuidad.

Es muy probable que las poblaciones humanas en las que la monogamia fuera la generalidad gozaran de una paz interna mayor que la que tendrían las comunidades con varones compitiendo entre sí. Esto debió favorecer su preeminencia sobre los demás grupos. Pero esto solo vale para los grupos, no para los individuos varones, que muy probablemente dejarían más descendencia cuanto más rompieran con la pauta monogámica. Creo que este es un tema que afecta sobre todo a la cultura, no tanto a la biología. Dudo de la afirmación de que la familia nuclear se sustente sobre todo en razones biológicas.

Por eso me llama la atención el dato que das del volumen testicular. Me gustaría poder comprobarlo. ¿Tienes referencias de tablas sobre el índice de “testiculación”?

Saludos. Txema M

Brainy dijo...

Txema M.: Antes que nada gracias por los comentarios, que me parece muy interesantes.

Yo no afirmo en ningún caso que sea un dato objetivo el que los machos sepan que las crías son suyas. Es obviamente una forma de hacer más sencilla la exposición. Por supuesto que los animales no han establecido la relación entre acto reproductor y la consiguiente descendencia pero sí que se han desarrolado mecanismos que permiten a ese animal tener receptiva a la hembra antes, como bien apuntas, y de hecho me parece la explicación más plausible (de hecho, creo que lo escribí en el caso de los leones). Te pongo un ejemplo, un poco más sutil: el de los cucos. El cuco, cuando sale del cascarón se mueve hacia atrás y tira al suelo los huevos que hay a su alrededor. Obviamente el polluelo no es conciente de lo que hace pero ese comportamiento le permitirá en el futuro recibir más atenciones de sus "padres adoptivos".
En cuanto a los humanos y su poligamia: la tendencia del hombre a ser polígamo no sé hasta qué punto es cierta (el hecho de que tú tengas una cierta predisposición a ello no impide que te enamores y te quedes con la misma persona para toda la vida). Lo que quiero decir es que en este caso hay un componente cultural imposible de olvidar, como bien apunta jc, pero el biológico no me parece desdeñable. Un claro ejemplo es el enamoramiento: es un comportamiento que se ha seleccionado y si lo ha hecho es porque es eficaz: permite al hombre tener a una mujer receptiva y sus hijos serán con toda seguridad sus hijos (y sus hijos, si tienen la capacidad de enamorarse se la transmitirán a sus hijos y así sucesivamente). Por otro lado la mujer recibirá a cambio una inversión en el cuidado de los hijos, lo que les permitirá salir adelante más fácilmente que si el hombre no sabe seguro si esos hijos son suyos (en ese caso, con toda seguridad invertirá menos en el cuidado de los hijos).

En cuanto a lo del tamaño testicular, está ya estudiado hace muchos años. Creo que mi compañero de bitácora está preprarando un apunte sobre competencia espermática, pero de momento te pongo esta dirección donde además podrás encontrar algunas referencias.

http://www.ratbehavior.org/testicles.htm

Brainy dijo...

jc: como siempre, apuntas buenas ideas.

Yo no quería relacionar sólo la población humana con el hecho de que sea monógama. Ni mucho menos. Los avances en medicina, por ejemplo, han contribuido a incrementar de forma asombrosa la población. De hecho, si eso fuera así también habría miles de millones de gaviotas (son monógamas) y, sin embargo, no es así, porque entre otras cosas las gaviotas se comen los polluelos de sus vecinas y no pueden tomarse un antibiótico cuando les hace falta.
El relacionar monogamia con población era una forma de entrar en debate y, por lo que veo, funciona (en cuanto uno se pone un poco biologicista...)

En cuanto a los datos de los que hablas sobre infanticidio en humanos, me gustaría verlos. De momento soy escéptico al respecto pero si me presentas unos resultados fiables podremos discutirlos.

Me gusta mucho lo que has apuntado sobre percepción incosciente porque es un tema que me atrae bastante y sobre el que tengo escrito algo que a ver si pongo algún día.
La verdad es que la primera vez que vi este cuadro en El Prado me dejó alucinado y yo creo que debido a esa impresión emocional lo recordé en seguida cuando escribí este apunte. No había analizado como tú lo has hecho las características del cuadro pero son muy reveladoras. Hay quien afirma, de hecho, que cerca del 90% del procesamiento de información del cerebro es actividad inconsciente, lo que habla bastante en contra de la toma de decisiones de forma consciente.
De hecho, se sabe que en la toma de decisiones son fundamentales las emociones (últimamente ha salido un artículo muy interesante de Damasio ampliando algunos datos sobre lesiones en corteza prefrontal, similares a las de Phineas Gage) y la toma de decisiones morales (http://www.nature.com/nature/journal/v446/n7138/abs/nature05631.html;jsessionid=05D6D7A4F36DDCFA53B1A71FD6C67052)
Ya tendremos ocasión de tocar más en profundidaad estos temas...

JC dijo...

"Yo no quería relacionar sólo la población humana con el hecho de que sea monógama. Ni mucho menos."

Me había imaginado que era sólo una forma de hacer debate, de hecho lo suelo usar yo tb a menudo, pero alguien había de decirlo :)

"Los avances en medicina, por ejemplo, han contribuido a incrementar de forma asombrosa la población."

Esto es una creencia que realmente no está muy claro que sea cierta. Yo pensaba lo mismo. Pero parece ser que son la mejora de las condiciones de vida lo que más ayuda a disminuir la mortalidad.
La medicina ayuda a vivir sano y tb en cierta medida a disminuir la mortalidad, pero parece ser que no tanto como se piensa. En cualquier caso somos muy afortunados de tener la medicina...

"En cuanto a los datos de los que hablas sobre infanticidio en humanos, me gustaría verlos."

Yo no los tengo, pero es cierto que sería muy interesante verlos. A mi me impactaron bastante, pero no suelo dar mucha credibilidad cuando sólo tengo una fuente. Así que lo que nos dijo aquel profesor habrá que verificarlo con datos. A ver si alguien por aquí conoce algo al respecto.

"Me gusta mucho lo que has apuntado sobre percepción incosciente porque es un tema que me atrae bastante y sobre el que tengo escrito algo que a ver si pongo algún día."

Eso estaría muy bien. No es que sea un experto, pero tengo algo de idea sobre el tema. Estaría muy bien un artículo sobre el asunto.

"Hay quien afirma, de hecho, que cerca del 90% del procesamiento de información del cerebro es actividad inconsciente"

No sé, pero está claro que aprendizaje implícito hay. Y funcionamiento a nivel inconsciente (pero no como decía Freud, sino como dice la psi cognitiva o las disciplinas que versan sobre el cerebro). Estaría bien conocer vuestra opinión sobre estos temas, seguro que conoceis datos interesantes al respecto.

"De hecho, se sabe que en la toma de decisiones son fundamentales las emociones"

Totalmente de acuerdo. He sacado algunas conclusiones sobre este tema relacionandolo con el funcionamiento de la memoria.

Bueno, un saludo...

El Bichólogo Errante dijo...

Visto desde una óptica humana, el infanticidio resulta escalofriante, pero la verdad es que, en la naturaleza, no es algo tan raro.

Sólo quería felicitaros por vuestro blog. Lo descubrí hace bastante poco pero desde entonces os sigo siempre ;)

Memecio dijo...

Lo de la monogamia como la tendencia natural del hombre no creo que sea cierto. Hay diferentes formas en diferentes pueblos de relacionarse sexualmente. Y todas igualmente estables, que yo sepa.
Si ahora la sociedad occidental es mayoritariamente monógama, puede tratarse de una contingencia histórica, de una forma parecida a cómo el inglés se ha impuesto como idioma global.

JC dijo...

Ya eso es cierto, por eso me inclino por la culturalidad del fenómeno.

Pero tb podría ser que fuera algo natural que no se diese en todos los individuos de la especie. Es decir, que si la mayoría de los seleccionados en nuestra sociedad son monógamos, la minoría que no lo es, le toca lidiar con la cultura de la monogamia.

En otras sociadades se puede haber impuesto la otra tendencia.

Es decir, que a pesar de que haya diferencias entre las sociedades humanas al respecto, eso no quiere decir necesariamente que sea algo simplemente cultural.

Tb hay diferentes colores de piel, o de estatura y eso no quiere decir que eso no esté escrito en los genes.

De todos modos, aunque exista un componente natural o no, lo que está claro es que el componente cultural existe, y es un factor más a tener en cuenta.
O sea que por lo menos es un fenómeno mixto, con un comonente cultural importante.

Bueno, un saludo.

Brainy dijo...

Vayamos por partes:

jc: "Pero parece ser que son la mejora de las condiciones de vida lo que más ayuda a disminuir la mortalidad"
Cuando hablo de medicina me refiero a todos los aspectos de ella y considero que entre esos aspectos se encuentran la buena alimentación o la higiene. Pero además la reducción de la tasa de mortalidad en el nacimiento ha constribuido, creo que decisivamente, al incremento demográfico del último siglo, lo que se ha visto acentuado por el incremento de la esperanza de vida (si vivo más, tengo más años para reproducirme).

Estuve también pensando en los datos que me comentaste y en realidad son algo que va a favor del apunte. Lo que muestra es que en condiciones en las que no se da la monogamia en un cierto sentido (la pareja "para toda la vida") se incrementa el infanticidio. Cuiidado, no se intente extraer nada moral de mi afirmación, hablo siempre en un estricto sentido biológico.

Por otro lado, me alegro de que no compartas las ideas de Freud con respecto al subconsciente. En realidad él propició el inicio de los estudios en ese campo pero no dio con las explicaciones adecuadas.

bichólogo errante: gracias por el cumplido. Yo también me he pasado por alguno de tus blogs de forma clandestina...

memecio: yo, sin embargo, creo que la monogamia es una tendencia evolutiva en el hombre. A veces es muy difícil desligar lo cultural de lo "natural", como bien apunta jc. Ejemplos de ello son también algunos tabúes ancestrales como no comer cerdo (musulmanes y judíos) o no comer vaca (los hindúes), pero cuando uno analiza las circunstancias se da cuenta de que primero viene el hecho y después la imposición cultural del mismo (algunos de estos casos los explicó muy bien Marvin Harris).

Es cierto que hay sociedades que son polígamas pero sus poblaciones no son tan numerosas como las monógamas. Es decir, pueden coexistir estrategias evolutivamente estables, pero alguna de ellas puede contribuir a un mayor crecimiento de la población. Por supuesto, en las sociedades donde predomina la monogamia, el factor cultural también ha jugado un papel importante y eso no se lo niego, pero creo que ese carácter cultural tiene un prime origen natural.

Y vuelvo a repetir, no se vea esto como un alegato en favor de la monogamia, que parece que de tanto defenderla me van a hacer sacerdote...

JC dijo...

"Cuando hablo de medicina me refiero a todos los aspectos de ella y considero que entre esos aspectos se encuentran la buena alimentación o la higiene."

Ok,:)totalmente de acuerdo entonces

"Estuve también pensando en los datos que me comentaste y en realidad son algo que va a favor del apunte."

Sí, eso es. Aunque dudo de su veracidad ya que no los he visto en más sitios. Pero tienen todo el sentido del mundo viendo lo que ocurre en otras especies. Eso era lo que quería decir más o menos...

"Por otro lado, me alegro de que no compartas las ideas de Freud con respecto al subconsciente."

Yo tb me alegro :)

"En realidad él propició el inicio de los estudios en ese campo"

Sí, la verdad es que eso hay que reconocerselo.


A ver si es cierto lo del artículo del funcionamiento no cosciente, que seguro que da lugar a un interesante debate...:P

Germánico dijo...

La ovulación oculta y la permanente disposición al apareamiento de las hembras humanas las convierten también en buenas ocultadoras de paternidades.

Margot dijo...

Cuando conocí la existencia de los bonobos hice un testamento vital e incluí una claúsula: me pido ser bonobo en la siguiente vida, y no hay negociación posible!

Y de verdad que por mí le pueden ir dando a la especie que mejor sobrevive..., me da que los bonobos prefieren vivir, jeje. Traidora soy, ays!

(Un artículo genial! cuándo no?)

JC dijo...

Sí, yo prefiero ser humano pero imitar a los bonobos, jajaja.

Por cierto, ayer mismo echaron en redes un programa sobre esto mismo entre otras cosas. Y decían lo que dice germánico, lo de que la mujer humana alarga el ciclo de celo disimulando la paternidad y ganando así la protección del macho todo el año(que supongo que en un medio primitivo sería más adaptativo).

Kay dijo...

Tremendo

Brainy dijo...

germanico y jc: claro, lo de alargar el ciclo es similar al pseudooestro que se da en alguno primates: una forma de que el macho (el hombre en este caso) pueda creer que los hijos que ya está gestando la hembra (o la mujer) son suyos y no de otro que se les adelantó.

margot: no está mal la verdad lo de ser bonobo (en tu caso es mucho mejor porque parece ser que son las hembras las que controlan todo). Pero también tienen sus problemas, no creas. Si tienes tiempo y ganas te recomiendo que leas "El mono que llevamos dentro", de Frans de Waal, de donde he sacado parte de este apunte (lo referente a bonobos y chimpancés). No estoy de acuerdo con algunas de sus opiniones (a veces se deja llevar demasiado, en mi opinión, por la sensiblería, que no por el asombro, que siempre es sano) pero es un buen divulgador y algunos de los datos que muestra son realmente asombrosos.

Quique dijo...

Vivan los Bonobos!!!!!
Vaya currada de blog, ya os lo he dicho pero ahora os lo digo es vuestro rinconcito en internet, asi empiezan los grandes...

Un saludo a los dos y enhorabuena Brainy porque ya te remuneran haciendo lo que más te gusta

Brainy dijo...

Ya sabes, quique, que cuando quieras puedes comentar lo que te apetezca, que tú también sabes de esto. A criticar, que se te da bien, je. Y si te curras algún post, te lo colgamos y ya está, que este no es un blog exclusivista.

Y gracias por los ánimos. Nos vemos pronto.