01 junio 2008

Recomendación: El psicoanálisis ¡vaya timo!

Un nuevo volumen de la colección ¡Vaya timo! Y un nuevo acierto. En El Psicoanálisis ¡vaya timo!, los autores, Carlos Santamaría y Ascensión Ferrero, psicólogos ambos, nos muestran de forma concisa y elocuente por qué el psicoanálisis no es una ciencia, por qué el psicoanálisis no es eficaz como terapia psicológica y qué peligros puede conllevar el someterse a una terapia de corte psicoanalítico (aparte de la anorexia que sufriría nuestra cartera).
En breves palabras, la primera parte del libro muestra que el psicoanálisis no es ciencia porque no ha puesto a prueba la mayoría de sus afirmaciones, bien porque simplemente no lo ha hecho, bien porque no se pueden poner a prueba. Además es un cuerpo de conocimiento que tiende a confirmarse aunque sea refutado, lo que tiene mucho que ver con la tendencia a la confirmación que tenemos todos los humanos y que no es un defecto, pero que puede ser muy grave si se aplica al conocimiento científico, donde deben dejarse a un lado esas tendencias.
A continuación, los autores muestran la falta de eficacia del psicoanálisis como terapia y ello basado en que muchos de los conceptos que emplea el psicoanálisis se ha demostrado que no son válidos (complejo de Edipo, represión, la interpretación de los sueños o incluso el mismo concepto de inconsciente). Y nos cuentan algún caso en el que la obcecación de Freud en diagnosticar histerias a diestro y siniestro le llevó a diagnosticar neurosis histérica debida a un embarazo psicológico a su paciente Dora, cuando en realidad de lo que padecía la buena mujer era de apendicitis y asma. En este mismo capítulo, y esto es importante, lo autores señalan cómo los psicoanalistas hoy día tratan de apropiarse de cualquier descubrimiento psicológico con la frase “Eso ya lo decía Freud”, cuando en realidad en muchas ocasiones esos descubrimientos o bien no tienen absolutamente nada que ver con lo propuesto por el psicoanálisis o incluso refutan el psicoanálisis.
En el último capítulo, los autores muestran cómo la terapia psicoanalítica puede ser negativa para aquellas personas que se someten a ella , pues el psicoanalista puede inducir la creación de falsas memorias en el paciente, incluso sobre abusos sexuales durante su niñez. Los estudios de Elisabeth Loftus sobre falsas memorias son muy clarificadores, y los autores los explican con detalle. También en este capítulo los autores comentan de la influencia del psicoanálisis en las ciencias sociales (historia, sociología o crítica artística) y cómo esta influencia seguramente ha frenado el desarrollo de algunas de estas disciplinas. A este respecto aporto un ejemplo que me parece muy interesante. En el libro Tratado de ateología, Michel Onfray critica duramente la falta de racionalidad de la religión cristiana, pero luego no se corta un pelo a la hora de aplicar el psicoanálisis para explicar la personalidad de Pablo de Tarso. Una incongruencia flagrante.

Por tanto, un libro muy recomendable para aquellos que tengan algunas dudas acerca del psicoanálisis y su posible eficacia terapéutica, así como su base científica. Sólo una pega al libro, que es una constante en la colección, y es la ausencia de una sección de referencias, donde se citen los artículos que se mencionan durante el texto. Creo que un libro de este tipo debería incluir las referencias.

Para terminar, trascribo una frase de las conclusiones del libro: “Como la astrología, el psicoanálisis nos dice cosas relevantes sobre nosotros mismos apelando a ideas presuntamente científicas que estarían detrás de sus afirmaciones. Además tales ideas no son comprobables por quien las lee. Tan fuera del alcance de nosotros está comprobar nuestros complejos ocultos como la influencia de Marte en nuestra superación”

Ya dedicamos hace tiempo un apunte sobre este tema en el blog y, curiosamente, con un título similar al del libro.

18 comentarios:

Sophie dijo...

El psicoanálisis siempre me ha llamado la atención porque me ha parecido una terapia extravagante; recuerdo haber leído algunos libros de Freud sobre el psicoanálisis, uno de ellos sobre la interpretación de los sueños, y haberme quedado alelada, en parte por no entender casi nada y en parte porque no entendía la fama de este hombre.
Has mencionado en el artículo la inducción a la falsa memoria. ¿Por qué mecanismo se da esto, qué es lo que sucede en nuestro cerebro y cómo es posible que se dé la falsa memoria?

Sophie dijo...

Por cierto, off-topic, te he intentado mandar dos veces un correo y me lo devuelve, quizá tengas la cuenta petada de correos y no admita ningún otro o tenga algún problemilla, ains.

Héctor dijo...

Buena pinta tiene el libro, parece interesante :)

Héctor dijo...

Por cierto, para poder conseguir los libros sería muy recomendable colgar el ISBN del libro, que es "como la matricula de un libro". Facilita las cosas a la hora de buscarlo.
Un saludo ;)

Ceprio dijo...

tengo muchas ganas de leerlo pero por desgracia no lo encuentro... menos mal que en la casa del libro te lo piden =D

Brainy dijo...

Sophie, he puesto un enlace a Loftus en el apunte. Te recomiendo que leas algunos de sus artículos que son muy interesantes. Yo tuve ocasión de verla hace un par de meses en Madrid y la charla fue espectacular. Llegan a hacer creer a gente que ha visto a Bugs Bunny en Disneyworld (cuando ni estuvieron en Disneyworld ni Bugs Bunny es un personaje de Disney). Lo del correo, no sé qué pasa. Creo que el problema es que está en mayúsculas (prueba con enviarlo en minúsculas y si tienes problemas me lo vuelves a decir. Prueba con cerebrodarwin@yahoo.com

Héctor, el libro está bien aunque a ti a lo mejor no te dice nada nuevo. Me parece interesante sobre todo para quien no sabe nada del tema. A mí, salvo algún detalle ya todo me sonaba, pero la idea de estos libros me parece muy buena de todos modos. El ISBN es 978-84-92422-01-2. Por cierto, que te he enviado un mail. Si no te ha llegado, avísame.

ceprio, yo lo encontré precisamente en La casa del libro. Busca y lo encontrarás.

Un saludo.

Héctor dijo...

Ok
Miro el correo a ver...;)

Héctor dijo...

Los trabajos de Elisabeth Loftus son dignos de mención. Fueron un duro golpe para el psicoanálisis desde la psicología de la memoria.

Julian dijo...

Saludos desde Argentina.

Actualmente estoy comenzando a cursar la carrera de Psicología, y si bien todavía no he visto mucho, el psicoanálisis me causa bastante escepticismo. Me pregunto si se podrá conseguir dicho libro en mi país, y de paso aprovecho para consultar que otras lecturas al respecto podrían recomendarme sobre el tema.

Saludos nuevamente.

Brainy dijo...

Hola Julian, me alegro que un estudiante de psicología como tú visite este tipo de blogs y espero que te sirva de ayuda en adelante.
Sobre el psicoanálisis, como puedes suopner, hay mucho publicado. Yo te recomendaría que, antes que nada, fueses a la fuente original, es decir, Freud, para saber exactamente qué es lo que dice. Y después leer algunas de las obras críticas con el psicoanlásis. Entre las más famosas están Imposturas intelectuales, de Sokal y Bracmont, alguno de los libros de Adolf Grünbaum, o los trabajos estadísticos de Eysenck sobre la eficacia del psicoanálisis. Y si quieres algo más relacionado con el debate sobre si el psicoanláisis es ciencia o no te recomiendo algo de Mario Bunge al respecto (he encontrado este texto suyo en una página un tanto extraña http://the-geek.org/escepticos/199910/msg01408.html)
Espero haberte ayudado. Un saludo. Ah!, y por cierto, comparto muchos gustos musicales contigo.

irakolvenik dijo...

Sobre el psicoanálisis leí, al poco tiempo de empezar Psicología, el texto en el que Freud se basaba para explicar el complejo de Edipo (la historia de un paciente, el pequeño Hans, un niño con fobia a los caballos). Fue una especie de "vacuna", para empezar a ver el psicoanálisis de forma escéptica.
En cuanto a lo de "eso ya lo dijo Freud", es cierto que Freud observó muchos fenómenos que se dan realmente, pero no los descubrió precisamente, y las explicaciones que dio distan mucho de ser demostrables.

Espero que este libro sirva para clarificar ideas a personas que no tienen una formación en psicología, porque se tiende mucho a igualar las dos cosas, y para empezar, la psicología es una ciencia y el psicoanálisis no.
Cuando alguien me pregunta si lo estoy psicoanalizando, siempre me dan ganas de responder: "sí, ahora saco la bola de cristal" XD

Brainy dijo...

Precisamente en el libro aparece el caso de Hans y es un ejemplo espléndido de por qué el psicoanálisis no ofrece respuestas válidas.
Creo que este es el gran caballo de batalla que tenéis los psicólogos: tratar de vencer de una vez por todas al psicoanálsis, tratar de apartarlo de las instituciones docentes (no a nivel histórico porque puede su ejemplo puede ser muy explicativo) porque no hace ningún bien a la psicología el que se sigan confundiendo psicoanálisis y psicología.

Un saludo.

Pearl necklace dijo...

Cool blog!

José Vieyra dijo...

Les invito a pasar y leer

http://filosofiapsico.blogspot.com/2009/08/es-el-psicoanalisis-una-charlateneria.html

Aquí una muestra de la visión real del psicoanálisis actual. Me sorprende que los argumentos sigan siendo los mismos de hace poco más de un siglo. La sexualidad no es genitalidad, en fin, habría que ir leyendo seriamente y no con ingenuidad.

Saludos

Anónimo dijo...

Me sorprende encontrar con cuanto énfasis critican y hablan de el psicoanálisis sin argumentos validos en contra de el. La discusión es que su necesidad neurótica del saber por el saber no les deja ver que mas que una ciencia es un arte, y que no cualquiera puede realizar. Tendrían que leer mucho para poder hacer una critica y pasar por un proceso psicoanalítico para real mete saber

Pedro Garrido dijo...

Pues entonces, anónimo, si es más un arte que una ciencia, entonces no es una ciencia. El problema es que se intenta hacer pasar por ciencia.
La necesidad del saber por el saber no es neurótica, es una actividad muy gratificante y que, por cierto, ayuda a evitar radicalismos.

Anónimo dijo...

La práctica del psicoanálisis se ha convertido en una estructura de tipo piramidal (y sectaria) en la cual utilizan técnicas de manipulación para "enganchar" a sus pacientes por años y de paso estafarles. Entre estas técnicas están:

- Ir de victimas por la vida o perseguidos. De esta forma se sienten muy especiales por pertenecer a una minoría supuestamente perseguida. Así los incautos supuestos pacientes contribuyen gustosamente con grandes cantidades de dinero, ya que se sienten especiales, pero solo son estafados.

- Utilizan un lenguaje diferente, (como lo hacen todas las sectas) que ni ellos mismos comprenden, para intentar ser especiales.

- Parten de unas premisas sobre la realidad y el hombre que son falsas, con el fin de sacar provecho económico y a veces sexual de sus incautos pacientes.

- Como toda secta, los miembros que llevan años "curandose" empiezan a realizar la labor de salir a la calle con el fin de enganchar a otros en la estructura sectaria.

- Utilizan el lenguaje común para buscar la supuesta enfermedad del paciente y la neurosis, y luego le prometen la curación de algo que según ellos mismos no tiene cura (prometen curar las adicciones pero la mayoría de los psicoanalistas fuman).

La peste de la que Freud hablaba se ha apoderado de estos estafadores y defraudadores a Hacienda, los cuales, tarde o temprano tendrán su merecido. Desde aquí hago un llamamiento para que todos aquellos que conozcan a psicoanalistas y hayan sido estafados por ellos que manden una carta a la Agencia Tributaria con el nombre para que les hagan una investigación a fondo por la cantidad de dinero negro que manejan.

Enhorabuena por el libro sobre el timo del psicoanálisis. Ojala se termine con estos vendedores de crecepelo y estafadores.

Anónimo dijo...

Yo soy otro anónimo :).

Don anónimo 1 tuvo que pasar por el mismisimo psicoanálisis y haber leído mucho(parecería ser...) para terminar diciendo cosas no muy distintas del resto de las personas pero utilizando más palabras y de una aparente forma más "ordenada".

Además dice "el problema no es el psicoanálisis sino la gente perversa que lo utiliza con meros fines económicos".

Sólo descalifica para poder elevar su reputación en cambio de mostrar las pruebas(aunque sea, las suyas personales. Desprejuiciadamente. Cientificas o no) de porque para él el psicoanalisis dista tanto de lo que aqui se dice de él.

Disculpen el analisis :)