26 octubre 2007

Tierra.


He visto la película hace unas horas y es muy recomendable, sobre todo por la fotografía (excelentes algunas imágenes, especialmente las de las bandadas de pájaros, un cardúmen gigantesco de peces, unas cataratas de vértigo, algunas secuencias de evolución estacional de la flora o los inmensos desiertos de arena, agua y nieve que hay en nuestro planeta). Dos cosas más que me han gustado: los leones y los tiburones blancos no son los únicos malos de la película sino que también aparecen cazando un oso y unos delfines, que a menudo suelen ser los buenos en los documentales y los dibujos animados. Y otra cosa buena, el doblaje del narrador: ¡es Darth Vader! (Constantino al poder).

Pero la película me ha dejado un regusto amargo. El documental se titula Tierra y, en efecto, aparecen bastantes ecosistemas diferentes (se pasean por todas las latitudes), pero ¡ah! parece que los únicos seres vivos sobre el planeta Tierra son los mamíferos (y cuanto más grandes mejor, porque no salen conejos o ratas, sino elefantes, leones, osos o ballenas) y algunas aves (aves del paraíso, con sus espectaculares danzas, y las grullas damisela, cruzando el Himalaya). El único insecto que aparece es una oruga (durante 10 segundos, más o menos) devorando una hoja, aparecen (durante otros 10 segundos) algunas medusas, no aparecen ni un solo reptil ni un solo anfibio, y mucho menos anélidos, platelmintos o cualquier otro grupo de esos que pudiéramos denominar, en el lenguaje de la calle, bichos. Está muy bien lo de que haya especies paradigmáticas pero entonces que no titulen al documental Tierra y lo llamen sencillamente Planeta mamífero o Tierra avícola, que seguramente harían más justicia al documental.
Sin embargo esta crítica no empaña para nada la espectacularidad de la película, que os recomiendo encarecidamente, aunque siempre intentando no tener detrás a un niño pegando patadas en la butaca, mientras sus padres miran para otro lado. A veces me siento tan cercano a Herodes...

12 comentarios:

Martuki dijo...

Es el niño dl avión, q te persigue XD

Germánico dijo...

¿Y qué decir de las bacterias, esos microorganismos tan fascinantes y tan decisivos en el curso de la vida?....

Estoy deseando verla con mi hijo. Lástima que algún pobre espectador en el asiento de delante vaya a sentir sus patadas.

Miraré para otro lado.

Germánico dijo...

¿Y los organismos de los fondos abisales?...¿hubo algo de esas monstruosas maravillas?...

Héctor dijo...

Buenas, soy Héctor de Museo de la Ciencia.
Como veo que nos tenéis enlazados os escribo para deciros que hemos hecho un logo para los enlaces. Si queréis que os lo mandemos nos mandáis un correo a la direción de contacto de la página (arriba a la derecha) y os respondo con un archivo adjunto en word con el código para añadir como elemento de javascript.

Bueno, saludos :)

Brain May dijo...

Pasa como con todo, marketing, si quieren que esa peli la vea el mayor numero de personas pues tienen que poner animalitos que conozca todo el mundo y, si es posible q esten en zoos, para que así sean más conocidos.

Tengo en lista de espera esta peli, ya os comentaré, aunque de la crítica de Brainy me fío, a mi también me gustaría que ampliaran el espectro de seres vivos que salen en la peli.

Un saldo a todos

Héctor dijo...

Jajajaja. Lo del niño en la buraca es lo peor. A mi me pasó algo parecido en un viaje de autobús durante algunas "horas", jojojo.
La verdad que no sé por que me río, eso de pasar los camiones rodando por mi cabeza mientras dormía conseguían que me despertase :( Jeje, ayyy.

Pues yo estaba dudando en ir a ver la peli esa de la tierra (el último documental que vi sobre el espacio en el cine era un poco aburrido, y con lo que se paga...), pero ahora que veo que la recomendáis me pasaré a verla...

Brainy dijo...

germánico, espero que seas clemente con los espectadores de las filas delanteras...porque el niño no tiene la culpa, los que son peores son los padres, jeje.
Y no, no hay organismos abisales (no sale ni una mísera mariposa, ¿cómo va a aparecer uno de esos bichos más raros aún? Una pena, pero reconozco que tampoco podemos pedir que salgan todos los bichos que queramos.

héctor: yo sufrí las pataditas, no sólo el otro día en el cine (hasta que me volví con cara de pocos amigos y parece que el niño lo entendió rápido) y en un viaje en avión que menos mal que sólo duraba 50 min, sino me temo que estrello el avión contra la torre de Hércules, o algo así.

Jarama dijo...

Lo que debieran hacer los padres es no salir nunca de casa, para que los niños no molesten. Con tenerlos tol día viendo la tele, está solucionao: ¿pa qué tendrán que ver los niños documentales, digo yo?

Alternativamente, otra solución es no tener hijos, y así tener las noches libres para ir con la moto por ahí hasta las tantas cerrando bares, o si no se tiene moto, con el radioCD del coche a toda pastilla. Eso no debe molestar tanto como los niños, a juzgar por los hábitos de quienes no los tienen.

Eso si, a ver entonces quien va a pagar las pensiones.

Héctor dijo...

Pero lo decimos de broma Jarama. Con cierto toque de humor. A modo un poco de desahogo. Yo creo que soy bastante comprensivo. Entiendo perfectamente que para los padres no es fácil muchas veces controlar a los crios. Y que a nada que se descuiden están poniéndote a ti el tren en la cabeza.
De hecho creo que nunca llamé a nadie la atención.
Pero hay que reconocer que muchas veces los niños son cansinos, ¿o no?
Y no sólo para los padres, sino muchas veces para los que están alrededor. Y no nos queda más remedio que soportar un mal viaje o pataditas en la espalda...que le vamos a hacer.

Pero claro que es molesto que vayas durmiendo en el bus y cada dos por tres el niño que alarga la distancia que su camión de juguete recorre por el asiento y te cepilla la cabeza...jajaja.
Y además pegándote unos sustos...
Si eso no es molesto...

De hecho en un programa de bromas le hacían precisamente esto a la víctima, pero de una forma bastante peor. El niño le golpea en la cara cada dos por tres con un juguete que tiene :)

Brainy dijo...

No te molestes, jarama, si todo es una broma. Aunque los padres podían quedarse en casa porque yo creo que es con quienes los niños se portan peor porque están siempre probándoles, a ver hasta dónde lega su paciencia.

Y, por supuesto, siempre mejor que vean un documental a que vean telefilmes basados en hechos reales, je.

Jarama dijo...

Bueno, si no me molesto, pero es que la vida de los padres/madres ya es bastante dura para que además los que no tienen descendencia nos tiren piedras tol rato.
Yo también decía cosas antes... cuando entraba en un coche donde había trozos de juguete, bolsas vacias de chuches, y un variado muestrario de porquerías, torcia el morro y pensaba fatal de semejantes dejaos...hasta que mi coche llegó a estar más o menos igual, obra y gracia de mis churumbeles.
Y es que hay que ser humilde, que nunca se sabe... :-)

Héctor dijo...

¡Buen documental! Lo he visto esta tarde y la verdad es que me ha gustado más de lo que me esperaba. Está chulo. Uno de esos documentales pensado para ser ameno :)