29 agosto 2007

Frans de Waal y Binti "La heroína".

Comenzamos esta nueva temporada de El cerebro de Darwin criticando, para no perder las viejas costumbres. Leo en el libro de Frans de Waal, El mono que llevamos dentro la siguiente historia (y la escribo literalmente):
“La posibilidad de una humanidad no humana sólo fue advertida por el público cuando un antropoide salvó a un miembro de nuestra propia especie. Esto ocurrió el 16 de agosto de 1996, cuando una gorila de ocho años llamada Binti Jua socorrió a un niño de tres años que había caído desde una altura de más de cinco metros al interior del recinto de primates del zoo Brookfield de Chicago. La gorila reaccionó de inmediato y tomó al niño en brazos. Luego se sentó en un tronco sobre una corriente de agua, acunó al niño en su regazo y le dio unos golpecitos suaves para ver si reaccionaba antes de entregarlo al personal del zoo. Este simple acto de compasión (las cursivas son mías), captado en vídeo y difundido por todo el mundo, conmovió a muchos, y Binti fue aclamada como una heroína, [...] En realidad no hizo nada inusual, o al menos nada que una hembra de gorila no hiciera por cualquier individuo joven de su misma especie”.

¿Por qué copio este fragmento de De Waal? Porque comete un error que aprecia bastante a menudo al interpretar el comportamiento de los animales. Tendemos a explicar el comportamiento animal desde nuestra perspectiva antropocéntrica y en ocasiones cometemos graves errores porque no tenemos en cuenta determinados parámetros que pueden afectar a los animales y que a nosotros no nos influyen del mismo modo, o que existen condicionantes que omitimos. Y estos errores, además, pueden contribuir al sentimentalismo, que es la estrategia que emplea De Waal en este fragmento.
Pero allá van un par de cuestiones sobre el caso de Binti que De Waal no menciona. Muchos gorilas criados en zoo no desarrollan el conductas maternales propiamente dichas, que en lo mamíferos implican no sólo instinto sino también aprendizaje. Incluso Binti fue rechazada por su madre y criada por humanos y recibió un extenso entrenamiento en tareas maternales en vistas a cuando se quedara preñada. Los cuidadores la enseñaron a transportar un muñeco; es más, la adiestraron para que les llevara el muñeco a ellos (lo cual no se diferencia mucho del entrenamiento que se da a un perro policía al que se le enseña a buscar y traer un palo que hemos arrojado). Además el hecho de que el niño estuviese inconsciente cuando Binti lo recogió ayudó con toda seguridad al feliz desenlace, pues si el niño hubiese chillado o llorado es posible que la gorila no hubiese reaccionado de aquel modo.
De Waal no menciona (menos mal) que en los medios de la época también se dijo que Binti protegió al niño de los demás gorilas pero eso lo hicieron las cuidadores del zoo, que tan pronto como en niño cayó al recinto abrieron tres mangueras de agua a presión para mantener al resto de gorilas al margen.
Que conste que no critico la intención de De Waal, que no es mala: él trata de hacernos ver que los gorilas no son tan distintos de nosotros como pensamos, e intenta sacarnos de la visión antropocentrista, pero lo hace ¡empleando esa misma visión antropocentrista! El problema de buscar parecidos entre humanos y otras especies es que se tiende a mostrar a esas otras especies como proyectos fallidos de humanos (siempre tienen capacidades similares a las de los humanos pero algo disminuidas). Pero esta estrategia presenta un doble filo: por un lado muestra que la diversidad biológica está compuesta por un continuum de especies que no de diferencian mucho entre sí (lo que puede ayudar, en parte, a la comprensión de la teoría de la evolución), pero por otro lado se olvida de la historia evolutiva de esa especie que estamos comparando con nosotros mismos y de que los caracteres de cada especie dependen precisamente de esa historia evolutiva. Por eso un gorila podría tumbar de un guantazo a Mike Tyson y nosotros ganaríamos a un chimpancé al ajedrez, o un murciélago nos ganaría tratando de acertarle a una piñata con los ojos vendados.
Por tanto, tirón de orejas a Frans de Waal. Ya venía yo con ganas, ya.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena crítica!!! De todos modos el comportamiento del animal es tb perfectamente posible, no?

En más de una vez se han visto casos en que miembros hembras adultas de una especie protegen e incluso crían a miembros de otra. ¿No?

O sea que por una parte la crítica que le haces es acertada, y por otra además no sería algo tan novedoso

Héctor dijo...

Por cierto, os animo a que visiteis el nuevo blog...

http://museodelaciencia.blogspot.com/

Suelo pasarme por aquí y me parecen muy interesantes las cosas que escribís.

Acabo de crear este blog, y creo que sería bastante bueno que personas de diferentes áreas escribiesen en él.

Pero el enfoque es diferente al de la mayoría de los blogs, es como el de un museo de ciencia, una forma diferente de escribir.

A ver si os gusta y alguien de por aquí se anima a escribir :)


Saludos

Héctor

Kay dijo...

Se te ve que venías con ganas, sí, jejeje... Además, este tema siempre ha sido de tus favoritos, cuando intentabas hacer proselitismo conmigo tras varias cervezas, jejeje...

Muy buena entrada y con razón, as always: No son los animales los que desarrollan comportamiento humanos sino al contrario...

Brainy dijo...

Creo que en los casos en los que se ha descrito que alguna hembra ha criado a individuos de otra especie se ha tratado de esos casos de niños a los que han criado lobas. Pero en este caso también es fácil de explicar sin tener que recurrir a sentimentalismos. Los perros y los lobos nos ven como a miembros de su propia especie, por lo que cuando una hembra de lobo cria a un bebé humano en realidad "piensa" que está cuidando a un lobezno.
En el libro de De Waal también se menciona el caso de un gorila que recogió a un pájaro que se había caído de un árbol. El dato es objetivo pero la interpretación de los motivos que han dado lugar a esa respuesta en el gorila son los que difieren entre la visión más sntimental y la que busca acercarse más a la realidad del gorila. REconozco que no es fácil desprenderse del antropocentrismo porque a fin de cuentas somos seres humanos y pensamos como seres humanos pero precisamente lo bonito de la ciencia es que es capaz de alejarse de los prejuicios y condicionantes del observador para tratar de ofrecer la respuesta más objetiva posible.

Kay: pues sí, ya llevábamos tiempo sin escribir. Aunque haga proselitismo, lo que más me interesa es informar. Luego, que cada uno, con la información en la mano, tome sus propias decisiones.

Anónimo dijo...

OK. Ya entiendo lo que quieres decir, por lo menos en parte.

Yo es que tampoco conozco a este autor entonces no se hasta que punto se le va la pinza.

De todas formas eso de que estos animales nos ven como a miembros de su propia especie, ¿qué quieres decir exactmente?
¿Y cómo sabemos que nos ven de ese modo?
¿Porque se comportan como si fuesemos miembros de su misma especie?

Miski dijo...

Llevas razón en tu comentario...no podemos interpretar el comportamiento de un gorila desde la perpestiva humana; pero por otra parte tampoco podemos permitir lo contrario, es decir, arrojarnos cualidades eminetemente humanas como exclusivas de nuestra especie y negarlas en las demás hasta tal punto que hasta hace poco se veía a los animales como autómatas.
Además hay que decir que la base de nuestro comportamiento comparte origen con la de los otros homínidos y es ésta la razón por la que de una manera tan fácil interpretamos sus gestos y acciones.
Con respecto a lo de que "los lobos nos ven como miembros de sus propia especie", eso sólo ocurre cuando tomas a un cachorro de perro o lobo y lo crías rodeado de una familia humana; como son animales sociales que necesitan al grupo para protegerse y para el aprendizaje, el lobezno acaba por identificar a los humanos que lo rodean como miembros de su manada y como tal se comportará, defendiendo al grupo humano, ayudando en la caza, en la defensa, etc...hoy se cree que el acercamiento entre el género canis y el hombre no se produjo acudiendo lobos adultos a los campamentos humanos en busca de carroña, pues entonces otros carroñeros podrían haber acabado domesticados...además en esos momentos los lobos eran competidores por la caza con los humanos. Es más fácil que una hembra humana amamantara a un lobezno después de que el cachorro fuera capturado por un miembro del grupo; al crecer, la interacción con los humanos se demostró fructífera y el proceso se repitió...la selección "no natural" posterior originó a las diferentes razas de "perros"; recuerdo una foto premiada en la que se veía a una mujer yanomami amamantando a un lechón salvaje que había capturado. El caso contrario, una hembra de otra especie acoge a un bebé humano se explica por el instinto maternal...las hormonas hacen su trabajo y una hembra "cargada" de este instinto reconoce características de "bebé" en miembros de otra especie, adoptándolo; ocurre con otros mamíferos. Vi un documental donde una leona que había perdido a su cría adoptaba a una cría de impala; cuando una hembra de chimpancé pierde a su cría se niega a abandonar el cadáver y lo acuna como si aún viviera, pasando una especie de periodo de aceptación de la pérdida, pero hay hembras que intentan secuestar al bebé de otra.
Por último me gustaría referirme al caso de una gorila criada en cautividad en los EEUU; le esnseñaron un lenguaje mezclando el de los sordomudos con símbolos de objetos, de manera que acabó manejando un número de palabras importante; pero lo sorprendente es que dió muestras de entender los conceptos e incluso se refirió a objetos nuevos, para los que no tenía símbolos, uniendo palabras que ya conocía. Le regalaron un gatito blanco y cuando le pidieron un nombre para en animal, la gorila hizo los gestos de "bolita" y "blanca".
Un saludo.

Pierrot dijo...

Feliz dia del blogger

Lo he recomendado desde mi blog

Saludos desde Lima

Shadow dijo...

Excelente!! un realce a la interpretación y a kienes vivimos de la ciencia.

Saludos

Brainy dijo...

Anónimo: me parece que miski ha respondido muy bien (mejor de lo que yo podría hacerlo) a tus preguntas.

miski: precisamente lo que puntas al principoio de tu comentario era lo que trataba de transmitir: buscar ese punto intermedio entre la diferencia y la similitud con otras especies.
En cuanto a lo del uso del lenguaje en gorilas no todo el mundo está de acuerdo en que los gorilas sean capaces de entender el lenguaje. Yo no tengo una idea formada al respecto, la verdad. No sé hasta qué punto la simple repetición puede dar lugar a que el gorila responda de forma "automática". En cuanto a lo de poner nombre al gato, habría que ver realmente si no trató de decir otras veinte cosas sin sentido y los experimentadores sólo se quedaron con lo que les interesaba. Aún así, me mantengo a la expectativa al respecto.
Gracias por la información sobre las leonas.

Un saludo, también a pierrot y a shadow. Bienvenidos por estos lares.

Miski dijo...

Ayer impartiendo un módulo de sensibilización ambiental pasé un mal rato: no sé cómo, al hablar de los perros dije que en realidad eran lobos y cuando un sector negó la relación alegando la apariencia diferente de los perros, hablé de la selección de razas por parte de los hombres, de ahí a la selección natural, la evolución, que somos homínidos...una de las asistentes comenzó a decir que Darwin había manipulado un cráneo para engañar al mundo (supongo que se refería al conocido fraude del cráneo de hombre y mandíbula de gorila)y que ella no creía en eso; le expliqué que Darwin no era el del cráneo falso y que no era una cuestión de creencias, que las pruebas avalaban desde el principio las teorías de Darwin y que se informara mejor...me fue subiendo el tono, decía que ella no provenía de un mono (hija no es que provengas, es que eres un mono), que en el colegio a sus hijos no le explican eso y que en el catecismo seguía poniendo lo de Adán y Eva. Me sentí como el profesor de biología procesado en los EEUU...para colmo otras de las asistentes al curso, una profesora para más inri, añade que el hombre procede de los peces???...haber si vamos a acabar con el diseño inteligente introduciéndose vía colegios y universidades privadas...no sé, fue una tontería pero estas cosas demuestran que no siempre impera la razón y el entendimiento.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo la hubiera explicado que es una primate :)

Anónimo dijo...

Cuidado con esa gente que se ponen violentos como los gorilas :P

Brainy dijo...

miski, por desgracia siempre va a haber gente que a pesar de las evidencias se niegue a aceptar los hechos tal y como son. Con ese tipo de gente creo que no hay nada que hacer porque no valen los argumentos (al final todo se reduce en ellos a la fe).
Creo que lo importante es poner sobre la mesa la información disponible y que cada uno después decida cuál de las hipótesis propuestas es la que más se acerca a la realidad (claro, aquel que parte con prejuicios no puede ser objetivo en esta decisión, por eso te digo que con esos no hay nada que hacer).

Un saludo. Espero que ya hayas pasado el mal trago. Hace poco me pasó algo parecido, pero con un borraxho en el metro (tengo alguna extraña característica que hace que todos se acerquen a mí).

Carlos Suchowolski dijo...

Ciertamente muy interesante! Y claro, coincido con el punto de vista y las conclusiones, con todas las del post y cometarios posteriores. Lo que dije por ahí, se ve que hay gente valiosa pensando por ahí. Es muy gratificante para quien entiende que piensa bien también. En fin, no podemos evitar el grupismo ni el elitismo ni intentar convencer, etc.
Pues nada, sigamos respondiendo a nuestras inclinaciones.
Un saludo afectuoso.

wholesale jewelry dijo...

Good blog!

jose dijo...

En otro de sus libros, "El simio y el aprendiz de sushi", de Waal cuenta la historia teniendo en cuenta y respondiendo todas las objeciones presentadas en este post.

jose dijo...

y, por cierto, lo hace después de llevarse dos páginas criticando un antropomorfismo ingenuo y excesivo que él llama "bambificación".

Y bueno, en los primeros capítulos de El origen del hombre, Darwin se harta de poner ejemplos similares al caso de Binti.