04 julio 2007

De noche piel de hada, a plena madrugada Cruela de Vil




Si es que en cuestión de amor, nada es lo que parece. Seguro que habeis oído a algún cursi exclamar ante la visión de su amada: ¡Amor mío, eres tan bella como una flor! Es el caso literal de las flores de la orquídea conocida como espejo de venus (Ophrys speculum) que podemos encontrar dando un placentero paseo una mañana de primavera por uno de los encinares que tanto abundan en nuestra península. Resulta que esta flor imita de forma tan eficaz a una hembra de abejorro del género Bombus sp. que ni el propio abejorro macho es capaz de distinguirla, pues no sólo el mimetismo es visual (el labelo de la flor asemeja el dorso de la pareja del inocente macho) sino que también es olfatorio (la flor emite una fragancia de olor similar a las feromonas secretadas por las hembras). Todo esto se ve favorecido por el hecho de que los incautos machos vienen al mundo unas semanas antes que sus anheladas parejas. De este modo, tiene lugar el fenómeno conocido como pseudocopulación, en el que el abejorro intenta aparearse con la flor y, al hacerlo, entra en contacto con la antera, trasladando en su dorso los polinios de una flor a otra en intentos sucesivos; garantizando así la polinización cruzada, que confiere una mayor diversidad genética que la autopolinización a la que se vería avocada la orquídea a falta del abejorro.
Este fenómeno contrasta con el proceso de coevolución entre plantas con flores e insectos al que normalmente estamos acostumbrados (en el que ambos organismos salen beneficiados: la mariposa se nutre gracias al néctar de la flor y ésta última garantiza su polinización cruzada); pues en en este caso la ventaja evolutiva es únicamante para la orquídea, ya el abejorro está invirtiendo energía en aparearse de forma fallida. Sería por tanto, un ejemplo de carrera de armamentos, (ahora tan de moda con el escudo antimisiles de Polonia, perdón por la digresión), en la que el abejorro compite con la orquídea secretando unas feromonas cada vez más específicas que no se confundan con el perfume de la flor y viceversa.

16 comentarios:

Martuki dijo...

Pobrecito abejorro, q copula para nada :O

Parasite dijo...

al leer lo del olor recuerdo una historia que me han contado, al parecer en los bosques chilenos hay un hongo (?, escribo de memoria), de peque�o tama�o que crece en un sustrato muy espec�fico. La historia que comentas me lo trajo a la mente porque dicho organismo necesita un "vector" para colonocizar nuevos sustratos y para ello "utiliza" a las moscas. Estos insectos son atra�dos por el organismo en cuesti�n porque este tiene un curioso olor a heces, que confunden plenamente a las moscas. Es posible que alguno de vuestros comentarios pueda especificar m�s en este aspecto que cuento...

El caso de la orquidea es un cl�sico en la divulgaci�n evolutiva y era un insulto que faltase en el ya, nuestro blog. Posiblemente sea cl�sico porque refleja claramente como las orquideas con una forma curiosa fueron favorecidas por el deseo reproductor de unos peque�os insectos. Tremendo...

hurakanpakito dijo...

Bienvenido sinaptosome y gracias por el interesante post. Esperemos que sea el primero de muchos :)

No me resisto a comentar una cosilla y es que no se' hasta que' punto promete haber una carrera de armamentos aqui'. El abejorro invierte energi'a en balde, no hay duda, pero es que hace lo mismo au'n cuando no hay orqui'dea. Hace anyos trabaje' con Osmia rufa y los machos "copulaban" con casi cualquier cosa que tuviera el tamanyo adecuado. Los he visto intentando copular con un tornillo y sobre todo unos con otros. Asi' que el derroche de energi'a, esta' previsto en la cartera de gastos y no parece que importe demasiado. Saludos

Miski dijo...

¿Os imagináis que una planta grande nos intentara usar para lo mismo? Jejjej seguro que se producirían excursiones al campo para buscar a la plantita y hacerle "una visita".
Tengo una crasácea ornamental que produce una flor coriácea, de colores terrosos-rojizos, moteada y que huele a carne en descomposición...imita el olor y el color de un cuerpo muerto para atraer a los insectos necrófagos y que diseminen sus gametos.

Martuki dijo...

Como la Amorphophallus titanum, q es la inflorescencia más grande dl muno y tb huele a muerto. Vaya idea lo d la planta tamaño persona, jaja. Todo el mundo la pondría en su casa "x si acaso"...

Margot dijo...

Que mala mujé la orquídea pero oye... seguro que el abejorro disfruta, no? pues ya está... tanto pedir, tanto pedir... los machos siempre están igual!

Parasite dijo...

En cierto modo, quizás sea mucho hablar de carrera de armamentos pero el coste además del evidente puede afectar claramente al exito reproductivo del individuo. Desconozco el caso particular que comenta hurakanpaquito pero me viene a la cabeza el siguiente problema. Si un macho eyacula cierta cantidad de esperma posiblemente pierda balas para el que sería una cópula efectiva. Ya se sabe que en la naturaleza y más en el caso de los insectos en los que hay una serie de mecanismos muy efectivos para retirar el esperma de un macho anterior que copulase con cierta hembra. Por tanto, si el coste se limita a las cópulas, el macho intentará copular el máximo de veces posibles (como el caso que se cita) pero habría que ver la eficacia de estas cópulas. Posiblemente sea mejor copular menos veces con eyaculaciones mayores que más veces con menor volumen eyaculado, no?

hurakanpakito dijo...

Vera's parasite, es que en estas pseudoco'pulas no hay eyaculacio'n (por lo menos no en Osmia). El macho se aferra al, digamos, objeto de su deseo, y busca pero no encuentra por do'nde eyacular. El coste es en tiempo y energi'a (sobre todo cuando se monta una gresca entre dos machos) pero no en "balas". :)

sinaptosome dijo...

Para mi está clara la carrera de armamentos pues el tiempo y la energía que pierde en florecillas podría ser efectivo para su reproducción, por eso las hembras emiten feromonas, `para que los machos no desperdicien tiempo y con la misma energía haya mayor éxito reproductivo. Que pasaría si las feromonas de la orquídea fueran más efectivas que las de la hembra, pues simple y llanamente, ADIOS ABEJORROS. Y adiós orquídeas de paso. Sería una forma, salvando las distancias de parasitismo... salavando las distancias je je

hurakanpakito dijo...

Obviamente, la orqui'dea ha optimizado el problema y le saca rendimiento a la situacio'n. Pero no exageremos. 1) Aunque los machos que yo observaba no retozaban tanto tiempo con el tornillo como lo hace el abejorro con la orqui'dea, ya te digo las feromonas que emite un tornillo. 2) Si las feromonas orqui'dea fuesen ma's atractivas para algunos machos, e'stos no pasan sus genes a la generacio'n siguiente. Luego nunca pueden llegar a ser ma's atractivas en te'rminos absolutos y nada de adios abejorros. 3) El macho como concepto en si' mismo ya es un enorme derroche de energi'a y la estrategia en himeno'pteros viene a ser "la'nzate a por todo lo que se mueva o no se mueva y despue's en las distancias cortas ya se vera' si la chica vale la pena o no". Desde esa perspectiva el derroche esta' preprogramado. Y si fuera cierto que hay una carrera de armamentos, ?cual es la respuesta del abejorro?

sinaptosome dijo...

La respuesta del abejorro son las propias feromonas, sino paque las producen. Si se lanzan a por todo lo que se mueve para que derrochar energía en sintetizar feromonas???

Freman dijo...

Si el abejorro "aprendiese", no sería tal la pérdida de recursos.

Hace anyos trabaje' con Osmia rufa y los machos "copulaban" con casi cualquier cosa que tuviera el tamanyo adecuado.

Y los varones primates se la cascan con proyecciones bidimensionales de las hembras de su especie. En este caso, incluso deja de importar la diferencia de tamaño entre la imagen y el objetivo real.

hurakanpakito dijo...

La respuesta del abejorro son las propias feromonas. Supongo que no quieres decir que primero fueron las feromonas orqui'dea y despue's como respuesta las feromonas abejorro. Insisto, ?Cua'l es la respuesta del abejorro en la supuesta carrera de armamentos? Podri'a argumentarse que las hembras van modificando sus feromonas para diferenciarse de la orqui'dea y las orqui'deas las van imitando. Pero no me constan indicios en esta direccio'n.

Parasite dijo...

En relación a tu respuesta, creo que el coste es evidente al encontrar riesgo de disputa entre dos machos o la pérdida de tiempo en no desarrollar actividades de búsqueda eficaces. Además, aunque en las pseudocópulas que citas, dato interesante a mi parecer, no existe eyaculación eso no existe en todos los animales. Son muchas las mascotas que se aparean con objetos no animados (en este caso ajenos a la relación abejorro-orquidea aquí tratada)que conducen a una pérdida de semen. Desconozco si son capaces o no de seleccionar la calidad del eyaculado (por ejemplo, en volumen) pero que se da es evidente. Otros ejemplos son los clásicos señuelos que se emplean en los estudios sobre competencia espermática, en muchos casos, animales disecados y los machos responden, aparentemente, de manera favorable.

Brain May dijo...

Una de las pocas cosas que asimilamos de esas clases de Botanica de 1º de carrera verdad????

Excelente post y bienvenido de nuevo

el Deibi dijo...

Vaya, muy interesante sinaptosome. Jeje, por el nombre no me caben dudas de quién eres, ¡pero podías haber dicho que te habías estrenado en el Cerebro de Darwin!

Algunos breves comentarios: lo que comenta parasite del hongo chileno pasa también en nuestros bosques, con el famoso "Phallus impudicus" (no sé poner cursivas en código HTML) o falo hediondo. El olor a cadáver del equivalente al glande de la seta atrae a las moscas, que se lo comen, pero no pueden digerir las esporas, que son diseminadas así con los excrementos.

Por cierto, la forma de esta seta me lleva a a la comentar que el regalo de flores (o la comparación con flores, como apunta sinaptosome), lejos de su aparente inocencia, no deja de ser una proposición sexual, pues es evidente de que se tratan de los orgános reproductores de las plantas. ¿Por qué no regalar los testículos, o el pene, o los ovarios, o la vagina de un animal? Ya, las flores son bonitas. ¿Y qué hay de la belleza de estos complejos órganos, su funcionamiento, su organización celular y molecular?

Ejem, para normalizar un poco mi comentario, y por meter un poco de cizaña, yo también critico un poco tu frase de la carrera armamentística entre la orquídea y el abejorro, a no ser que nos presentes pruebas (ya, es complicado, pero por meter un poco el dedo en el ojo), sinaptosome, de que hay una secreción de hormonas/perfume cada vez más específicos. El gasto energético que le suponga al abejorro copular con algo parecido a un abejorro hembra (no con todo lo que se mueve, hay cierta selección en sus objetivos) quizás esté compensado evolutivamente, porque a veces ¡sí son hembras! Ojo, no pongo en duda el papel amplia y científicamente reconocido de las feromonas, especialmente en la atracción a distancia, pero hay que tener también en cuenta el reconocimiento de formas y colores en las distancias cortas. Tampoco me opongo a la idea de que aquellas orquídeas que hayan producido un perfume más similar a las susodichas feromonas hayan tenido una ventaja adaptativa favoreciéndose de una polinización mejor. Lo que ya no veo tan claro es que esto sea tan grave para que los abejorros modifiquen sus feromonas. Pienso que es un gasto energético compensado.

Quizás los otros seres vivos no tengan tan mala uva como los humanos, y no se lancen a competir "armamentísticamente" (sé que es un comentario gratuito y atacable, pero así genero polémica, jeje).

Enhorabuenas repetidas por el estupendo blog y artículo, espero ver más tuyos, sinaptosome.