21 agosto 2008

Publicidad de la publicación.

La publicidad llegó a la ciencia. Es indudable que el facilitar el acceso a los artículos puede potenciar un incremento en la repercusión (citas) de los mismos. Por ello, es frecuente encontrarte cada vez más alertas de revistas científicas en las que se incluyen unos pocos artículos, tres o cuatro, publicados durante esa semana en su página web. De este modo, este modelo permite hace que sólo tengas que fijarte en unos pocos artículos y no te pierdas ninguno como podría pasar en el modelo tradicional, en el que te informan de todos los artículos que son publicados de un número de la revista.

Además de ello, en los últimos tiempos se da a los autores la oportunidad de publicar sus manuscritos en versión abierta, esto es, accesibles a cualquier persona. El modelo es diferente al de una revista de libre acceso, pero “básicamente” permite lo mismo, que cualquier persona con acceso a Internet pueda leer tu artículo. Para ello los autores tienen que pagar una considerable cantidad de dinero. Aún así, si tienes esa posibilidad, ¿Por qué no dar libre acceso a tu artículo, posiblemente incrementando su difusión?

Pero la cuestión es otra, hoy en el correo tenía un correo de la revista Malaria Journal, una revista de libre acceso de temática fácilmente reconocible por su nombre. Es frecuente que estas revistas, en busca de potenciales autores, manden correos indiscriminadamente (básicamente spam) dándose a conocer y señalando sus virtudes frente a otras revistas. Pero este correo era diferente, lean:

Dear xxxxxxxx,

I am writing to let you know about an article that has recently been published in Malaria Journal, an open access journal. The journal has just received its new Impact Factor of 2.47 and remains 1st in the field of Tropical Medicine in the Journal Citation Report.

Given your area of research, I thought that you might find this article on the analysis of the cost of co-blistering mefloquine and artesunate of interest and hope that next time you are preparing a manuscript you might consider submitting it to the journal.

In this paper, the authors analyse the cost of co-blistering mefloquine and artesunate to improve access to artemisinin-containing combination with mobile team and village health workers. The authors conclude that in addition to the costs of the drugs themselves, substantial investment may be needed to ensure that they affordably reach those most in need of them.

Como podrán entender el contenido de este artículo, aunque pudiera ser interesante, no es lo que más me apasiona a mi, digamos que no leo mucho sobre este tema. Pero el tema central es otro. ¿Existe un nuevo mecanismo de publicidad en las publicaciones científicas? Desde luego, de ser así, no es para nada una mala estrategia de publicidad. Utilizan listas de correo (que vete a saber como las consiguen) para publicitar un artículo que quizás te pudiera interesar y servírtelo en bandeja es un medio fantástico con el que el autor puede incrementar la repercusión de su publicación y la revista puede incrementar el número de citas que recibe (y por ende el impacto de su revista, “indicador de calidad”). Pero… ¿esto conduce a un sinónimo entre ciencia y marketing? Lo queramos o no, las publicaciones están regidas en muchos casos por editoriales que no son más que empresas, si este es un nuevo servicio que pueden ofrecer a autores con dinero, ¿por qué no hacerlo? De todos modos, la labor de los científicos es bucear en las publicaciones existentes, aunque eso repercuta en un mayor trabajo, no dejándonos influir exclusivamente (aunque sí ayudar) por estos “servicios comerciales”.

Nota, aunque no sirva para mitigar el dolor de los afectados y sus allegados, desde aquí queremos hacer llegar nuestras condolencias a todos aquellos afectados por la tragedia aérea acaecida recientemente en Madrid.

7 comentarios:

Jafma dijo...

En la práctica lo que suele pasar es que se suelen consultar muy pocas fuentes (a no ser que se trate de un trabajo que lo necesite específicamente): las tres o cuatro revistas más importantes de un área. Por tanto, en la práctica, las demás no garantizan que puedan leer mucho tus artículos. Lamentablemente tenemos poco tiempo como para dispersar mucho la labor de actualización (ya digo, ponerse en el estado del arte de un tema o hacer un survey es otra historia).

Lo mismo digo del accidente aéreo. Es una catástrofe y ojalá los familiares y amigos de los afectados puedan superarla lo mejor posible.

Shadow dijo...

Es obvio que uno tiende a consultar las revistas que habitualmente concentran la mayoría de la información y articulos publicados del tema donde uno trabaja, pero no es que uno se ponga a consultar sólo para un determinado trabajo de publicación, el upgrade de conocimiento es constante y uo está siempre leyendo, lo que hace (por lo menos en mi caso)estar aumentando su hemeroteca impresa o digital, cosa que llegado el momento de publicar simplemente se recurre a lo suscrito en ella.

No me parece malo este tipo de publicidad, muy por el contrario. Lo malo es la fragilidad de los sistemas para conseguir las base de datos de nuestros email. Está bien si de cierta forma fuera a la gente inscrita en la revista o que alguna vez o habitualmente se publique en ella, etc., pero como spam me parece una mala forma.

Saludos.

Parasite dijo...

Hola Jafma y Shadow. Mi opinión es que la formación es constante, leyendo artículos o, al menos, los resumenes de las publicaciones recientes. Antes la dificultad para acceder a los artículos era mayor, te obligaba a mirar en las ediciones impresas,... pero con el uso de internet todo se revolucionó. Incremento de revistas, se publican cada día más cosas y con mayor frecuencia,... y como el tiempo sigue siendo limitado, es cierto que tendemos a seguir más unas revistas que otras. No obstante, cuando se escribe sobre algo se debe recurrir al máximo posible de publicaciones, con independencia del impacto de la revista en que esté publicado. Y parece, que según leía en uno de los artículos citados, que no siempre se encuentra una correlación entre las citas de los artículos y el impacto de la revista, es decir, los artículos más citados pueden estar publicados en una revista de menor impacto. En mi opinión, ese es un buen reflejo de la calidad de un artículo (aunque muchos factores pueden estar igualmente afectando, desde la "fama" del autor a métodos de publicidad como los tratados aquí).

Por otro lado, a mi tampoco me parece del todo mal que las revistas empleen sus tretas para difundir sus publicaciones, primero fueron las alertas y ahora parece que se da este nuevo mecanismo. Como dice Shadow uno de los principales problemas radica en la obtención del las direcciones de correo. Personalmente no he dado los datos a esa revista para que me manden el correo, por lo que deben cogerlo de otras publicaciones,... Es más, prueba de ello es que el nombre con el que se referían a mi era incorrecto. El correo electrónico es un medio barato con enorme capacidad de distribución de información. Si de la multitud de correos que pueden haber mandado consiguen pongamos 20 citas en los próximos meses, no será poco. Máxime cuando la cita en un artículo puede conducir a posteriores citas por el mismo autor o por los lectores de esos artículos.

Saludos

Anibal dijo...

Me sumo al sentimiento de condolencia por los afectados del tragico accidente de Barajas.

En relacion al post, no solo los "e-mail alerts" de listas de correo es un medio de publicidad de las publicaciones en ceincia.

Pensemos tambien en la ciberestructura que supone la blogosfera para dar a conocer los trabajos de los cientificos, el posible efecto en el sistema "peer-review" de la ciencia, y quizas lo mas importante el canal "directo" que se abre entre ciencia y sociedad que en principio es positivo pero que tendra un impacto en la objetividad de la ciencia

Un saludo a todos.

Jafma dijo...

Lo que es indudable es que la cantidad de información a asimilar, incluso en áreas no muy grandes, es demasiado para uno sólo. Especialmente cuando uno no es investigador a tiempo completo, sino cuando lo dejan (otro bonito asunto para un post :-) ). Cuando uno se actualiza es normal necesitar concentrarse en lo esencial y buscar más detenidamente sólo cuando realmente hace falta.

Puesto que esa cantidad de información es un problema, ahí están las empresas buscando su nicho de negocio tratando de gestionarla :-)

JESÚS ZAMORA BONILLA dijo...

Una sugerencia: los descubrimientos científicos podrían venir con "patrocinador". En vez de "la ley de Coulomb" o "el efecto Doppler", tendríamos "el modelo Coca-cola de las interacciones entre quarks" o "la ley Corte Inglés sobre la replicación de las proteínas".

Hala, más fondos para la ciencia.

(No es una novedad. Al fin y al cabo, Galileo llamó a los satélites de Júpiter "planetas Mediceos".)

Brainy dijo...

jaja, esa ha sido buena, Jesús.
En cuanto a lo de conseguir fondos de esta manera, amí tampoco me parece mal si los intereses económicos de las compañías no afectan a la labor investigadora, es decir, a los resultados obtenidos. Por desgracia eso no es tan fácil y suele darse mucho sobre todo en los trabajos financiados por farmacéuticas donde aquellos resultados que son negativos no suelen publicarse.