07 febrero 2008

Parásitos sociales


Habitualmente, cuando oímos hablar de parásitos, aparece en nuestra mente la imagen de seres de tamaño mucho más pequeño que sus hospedadores, quizá debido al antropocentrismo con que solemos percibir la realidad, pues a nuestros parásitos (el plasmodio o el piojo) les ganamos siempre en tamaño; (aunque esto podría no ser así por razones que que explicaré más adelante).
Sin embargo, la definición de parásito es mucho más amplia e incluye a cualquier ser que sólo puede subsistir (entendamos alimentarse o reproducirse) causando un perjuicio a otro. El tamaño, por tanto, no es lo crucial: así, los pollos del cuco son inmensamente más grandes que sus incautos padres adoptivos.
Lo que sí es una característica inequívoca a la hora de describir un parásito es su capacidad de camuflaje, de resultar incospicuos a los ojos del hospedador: ya sea por el tamaño( piojos); por la similitud de los huevos con los del hospedador (cuco),o por suplantar el papel de un pariente.
Éste últimos caso es el de los parásitos a los que he calificado (perdonenme la libertad) de sociales por tener por hospedador a insectos sociales. Así, las hormigas de las especies Butrhiomyrmex regicidus y B. decapitans van a inflitrarse en una colonia hospedadora para decapitar a su reina explotando los cuidados que las entregadas e infértiles obreras de la defenestrada reina madre ofrecen a las que creen sus hermanas, hijas en realidad, de la reina parásita.
Pero, ¿para qué vas a asesinar si pueden hacerlo por ti? como hace Monomorium santschii, que ha perdido en la evolución la casta de las obreras porque se vale del “control mental” (señales químicas extendidas en las hormigas) para que las obreras maten a su propia reina y madre y críen a sus hijas como si fueran sus hermanas.
Estas hormigas parásitas sugieren a mi pobre y retorcida mente el comportamiento de los directores de empresas; esos que alentan a sus empleados a trabajar más horas sin pedir aumentos de salario con frases como sabeis muy bien que estamos en el mismo barco, esos directores de empresas (vease el flamante Pizarro, con sus millones de euros de beneficios) no aumentan proporcionalmente el sueldo a sus empleados cuando hay beneficios pero si se ven obligados a despedirlos cuando hay pérdidas inesperadas.
Y los incautos obreros de la especie humana (embaucados por sus correspondientes señales químicas como los emotivos discursos de las comidas de empresa) trabajan y trabajan de forma abnegada viendo a la huelguistas como enemigos de la colonia.
Reconocer a nuestros parásitos sociales es parte de nuestra propia evolución mental.


BIBLIOGRAFÍA

Richard Dawkins (2002). El gen egoista. Salvat Ciencia.

Wilson, E. O. (1971). The insect societies. Harvard University Press.

7 comentarios:

Héctor dijo...

Jajaja, ¡¡vaya comparación!!. Muy curioso el tema de las hormigas. Un post muy llamativo.

Saludos

Maria dijo...

Sensacional conclusión. Me ha encantado el post, sobre todo después de haber visto en Bélgica un hormiguero gigantesco, y de tener una plaga en mi casa, las hormigas me fascinan. Hace poco ví en YouTube un vídeo sobre una investigación en otro hormiguero no sé cuantas veces más grande que el que yo había visto. ¿Lo has visto tambien?

El Deibi dijo...

Jeje, ¡muy interesante post, sinaptosome! La verdad es que en el mundo de los insectos sociales está casi todo inventado, ¡qué de sorpresas nos tendrán preparadas aún! Quizás si hubiera sabido esto, Samaniego hubiera reescrito "La cigarra y la hormiga" de forma diferente...

En cuanto al ejemplo humano, apropiado al caso. Aunque habría que apuntar a otras causas más definitivas que la "química de los discursos de empresa" respecto a la percepción negativa de los huelguistas por parte de los propios compañeros...

Una vez más, ¡un fuerte abrazo a los autores de este estupendo blog!

sinaptosome dijo...

No María, no he visto ese vídeo, ¿te refieres al símil o a uno real? je je

Juan Pablo dijo...

Interesante !!, el reino animal tiene códigos de los que nos falta aprender mas de lo que creemos.

Maria dijo...

Te dejo la dirección del video. Ya me contarás tu opinión.

http://youtube.com/watch?v=xQERRbU23bU

Freshwater pearls dijo...

Good blog!

pearl jewelry
akoya pearls
pearl strands
pearl necklace
freshwater pearls